BASTA CON CONTAR LOS PASOS

BASTA CON CONTAR LOS PASOS

Un método sencillo (y gratis) para calcular cuánto y cuán rápido debes andar para estar sano

Una nueva investigación ofrece a los caminantes una forma concreta de realizar un seguimiento de su nivel de actividad sin depender de dispositivos ni realizar complejos cálculos sobre el consumo de oxígeno o la frecuencia cardíaca.

Aunque las pulseras de actividad resultan muy útiles, existe un método mucho más sencillo para saber cuánto tienes que caminar con el fin de estar sano. Una reciente investigación publicada en el ‘International Journal of Behavioral Nutrition and Physical Activity’ se ha propuesto establecer la relación entre la cadencia al caminar, los pasos que se dan por minuto y la intensidad (tasa metabólica) a lo largo de la vida adulta, desde los 21 a los 85 años.

En el estudio participaron 10 hombres y 10 mujeres por cada grupo de edad de cinco años entre 21 y 40 años, lo que hacía un total de 80 participantes sanos. Todos ellos realizaron una serie de caminatas de cinco minutos en una cinta rodante, con descansos de dos minutos, ya que su cadencia se registró manualmente y la intensidad (MET) se midió utilizando un calorímetro. Las sesiones comenzaron a algo más de 5 millas por hora (8 kilómetros por hora) y aumentaron en incrementos de 5 en 5 hasta que los participantes comenzaron a correr, hasta alcanzar el 75 por ciento de su frecuencia cardíaca máxima predicha o ya comenzaban a notar que el esfuerzo que estaban realizando era "algo difícil".

De esta forma, pudieron corroborar que, para los adultos entre 21 y 40 años, caminar 100 pasos por minuto constituye una intensidad moderada, mientras que se puede comenzar a considerar caminata vigorosa cuando se alcanzan o se superan los 130 pasos por minuto. Así, según los resultados iniciales del estudio, los caminantes pueden simplemente contar sus pasos para así determinar si la intensidad de ejercicio es mayor o menor. Basta con contar los pasos durante 15 segundos y multiplicarlos por cuatro, por ejemplo, para así determinar los que se dan por minuto.

"Esta investigación establece un método muy práctico para medir la intensidad de la caminata, uno que es muy fácil de comunicar y que la ciencia valida rigurosamente", dice Catrine Tudor-Locke, profesora de kinesiología de la Universidad de Massachusetts Amherst y encargada de dirigir el estudio. Con esto, el mensaje que se lanza a la sociedad es tan simple como poderoso: solo debemos caminar lo más posible.

Ciencia en TecnoXplora | @TecnoXplora | Madrid | 26/02/2019

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.