EL MITO DEL EXPERIMENTO DE LA LIBRE CAÍDA DE LOS CUERPOS

EL MITO DEL EXPERIMENTO DE LA LIBRE CAÍDA DE LOS CUERPOS

Galileo no tiró nada desde la torre de Pisa: el experimento más famoso de la física nunca se llegó a hacer

Pese a que se repite en todas las clases de física, el famoso experimento de Galileo tirando dos objetos desde la Torre de Pisa nunca llegó a realizarse. Un recordatorio de que la historia de la ciencia sigue llena de mitos, anécdotas e inexactitudes.

Javier Jiménez | @dronte | Madrid | 08/03/2017

El experimento más famoso de la física que nunca se llegó a hacer
El experimento más famoso de la física que nunca se llegó a hacer | nestoralonso en flickr cc

Lo habréis escuchado un montón de veces: a Galileo Galilei no le caía bien Aristóteles. Muchos siglos antes, el griego había postulado que la rapidez de la caída de los cuerpos era directamente proporcional a su peso. Eso quería decir que cuanto más pesado es un objeto, más rápido tendría que caer. Parecía lógico.

Pero a Galileo, que había hecho un montón de experimentos con planos inclinados, no le salían las cuentas. Así que, ni corto ni perezoso, se fue a la torre de Pisa y lanzó dos objetos (uno ligero y uno pesado) para confirmar que, como él sospechaba, su velocidad de caída era la misma.

Es uno de los experimentos más famosos de la física y en muchos libros de texto ilustran la hazaña con ‘recreaciones’ que incluyen la torre inclinada, Galileo y diversos objetos rellenos de piedras o plumas. También parece lógico. El experimento es tan bueno, tan cinematográficamente bueno, que es casi imposible no explicarlo con máximo detalle. El único problema es que, probablemente, nunca ocurrió.

Experimento de Pisa | Wikimedia

Lo sabemos desde casi el mismo momento en que se publicó. Porque sí, a diferencia de otros mitos, este experimento está relatado por el propio Galileo en sus famosos 'Diálogos'. Él explicaba que una esfera de hierro de 100 libras romanas tardaba 5 segundos en caer desde una altura de 100 codos. Pero, y aquí es donde hace entrada el archienemigo científico de Galileo, los datos no cuadran.

A diferencia de lo que nos suelen contar, las teorías de Galileo hacían aguas por algunos sitios y había científicos de bastante nivel que sostenían el geocentrismo como hipótesis más plausible. Uno de ellos, el astrónomo jesuita Giovanni Battista Riccioli recopiló 49 argumentos a favor del heliocentrismo y 77 en contra. Y mientras lo hacía, se dio cuenta que los números de Galileo no eran exactos.

Se dio cuenta porque él sí había realizado el experimento en la torre Asinelli de Bolonia y las cifras no le cuadraban. Tras una gran preparación (que no fue nada sencilla) y muchos experimentos, Riccioli descubrió que la bola de 100 libras que caía desde 100 codos tardaba más de 5 segundos en llegar al suelo.

Había dos opciones que Galileo se equivocara en el experimento o que nunca llegara a realizarlo, algo que, según los historiadores, es bastante probable. No obstante, Riccioli tuvo que admitir que Galileo llevaba razón: la aceleración era idéntica y, de hecho, el jesuita llegó a estimarla de forma tremendamente precisa.

Es curioso cómo los mitos deforman la historia incluso de cosas tan objetivas como la ciencia. Sin el trabajo minucioso de Riccioli, las teorías de Galileo y los heliocentristas hubieran permanecido llenas de fallos y errores durante mucho más tiempo, y sin embargo, Riccioli es alguien casi desconocido. Un caso más que enseña que la ciencia no una sucesión de gigantes como se suele decir, sino una larguísima conversación entre ellos.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.