Consumen alrededor de 200 calorías más al día

Consumen alrededor de 200 calorías más al día

Los fumadores también comen peor

Un estudio muestra que los fumadores tienen dietas más calóricas y con menos nutrientes esenciales que los no fumadores.

Una fumadora
Una fumadora | Pixabay

Teguayco Pinto | @teguayco | S/C Tenerife | 04/04/2018

Los fumadores tienen dietas de peor calidad que los no fumadores. Así de contundente se han mostrado los autores de un estudio que ha sido publicado en el British Medical Journal Public Health. Según sus resultados, los fumadores consumen alrededor de 200 calorías más al día, a pesar de comer porciones de comida significativamente más pequeñas que el resto de la población.

Según aseguran los autores en el estudio, “este hallazgo sugiere que cualquier cantidad de consumo de cigarrillos podría estar asociada con una peor calidad de la dieta”, lo que supondría un riesgo añadido del tabaco, además de los ya conocidos.

Fumar es la principal causa de mortalidad prevenible en el mundo y se asocia con toda una variedad de enfermedades, incluyendo diversos tipos de cáncer. Además, el tabaquismo y la mala alimentación son dos de los tres principales factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Estudios anteriores ya habían mostrado que los fumadores ingieren más calorías, grasas saturadas y colesterol, que los no fumadores y también que comen menos vitaminas, fibra y antioxidantes.

Sin embargo, en esta ocasión los científicos se han centrado en estudiar el balance energético de la dieta de los fumadores. Según una de las autoras del estudio, la investigadora de la Universidad de Fairfield, Jacqueline Vernarelli, ”las dietas de los fumadores tienen una gran densidad de energía, lo que significa que consumen cantidades más pequeñas de alimentos que contienen una mayor cantidad de calorías”.

Se sabe que la densidad de energía de la dieta es un marcador de su calidad, así como un factor de riesgo establecido para la obesidad, y también que el consumo de alimentos con baja densidad de energía está asociado a un menor riesgo de mortalidad por enfermedades cardiovasculares.

Para tratar de averiguar si los fumadores tienen dietas con mayor densidad de energía, los investigadores utilizaron los datos de una muestra de 5293 adultos estadounidenses que participaron en una encuesta nacional de salud y nutrición entre 2013 y 2014.

Los alimentos de alta densidad energética más consumidos por los participantes eran papas fritas, galletas saladas, galletas, queso procesado y pan blanco, mientras que entre los de menos densidad estaban algunas verduras de hoja verde y fruta.

Con estos datos, los investigadores descubrieron que las personas que nunca habían fumado consumían alrededor de 1,79 calorías por gramo de alimento, los fumadores ocasionales consumían 1,89 y los que fumaban a diario 2,02.

Además, también observaron que aunque los exfumadores consumían más calorías por gramo de alimento (1,84) que aquellos que nunca habían fumado, la densidad de energía dietética de este grupo era significativamente más baja que la de los fumadores actuales.

Una ayuda para dejar de fumar

Por último, los autores de la investigación recuerdan que la preocupación sobre el aumento de peso es uno de los factores que muchos fumadores señalan como inconveniente para dejar el tabaco y aseguran que sus resultados podrían ayudar en este sentido.

Los científicos sugieren que los programas para dejar de fumar deberían informar a los fumadores sobre la importancia una dieta baja en productos de alta densidad de energía, como mecanismo para prevenir el aumento de peso después de dejar de fumar.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.