TecnoXplora » CienciaXplora » Divulgación

LA CIENCIA DESVELA LO SALUDABLE DE DORMIR TRAS LA COMIDA

¿Cuántos minutos de siesta tienes que dormir para tener memoria de elefante?

Aunque el refranero rece que “en invierno dormir siesta, holgazanería manifiesta", lo cierto es que la costumbre de adormilarse después del almuerzo tiene más ventajas de lo que parece, según los recientes estudios científicos.

¿Cómo es la siesta ideal?

Objetivo Bienestar ¿Cómo es la siesta ideal?

Publicidad

Para empezar por echarse una cabezadita por la tarde evita problemas cardiovasculares. En concreto, dormir durante al menos 45 minutos a plena luz del día reduce la presión arterial y el pulso después de un día sometidos a estrés psicológico, tal y como revelaba un artículo dado a conocer en International Journal of Behavioral Medicine.

Dicho de otro modo, acelera la recuperación del corazón y previene futuras patologías en este órgano vital.

El cerebro también sale ganando cuando dormimos una siesta a pierna suelta. En concreto Maria Kornan, del Centro para la Investigación del Cerebro y el Comportamiento de la Universidad de Haifa (Israel), segura que dormir acelera la consolidación de la memoria a largo plazo.

En este caso, la duración óptima de la siesta para tener una memoria de elefante sería de 90 minutos. Con la ventaja añadida de que el rendimiento intelectual evoluciona más rápido si planchamos la oreja a media tarde frente a su permanecemos despiertos.

Esto es especialmente evidente en los primeros años de la vida. En concreto, los preescolares que duermen una siesta a mediodía retienen mejor lo que han aprendido durante la mañana que los niños que no duermen a lo largo del día, según un estudio de la Universidad de Massachusetts (EE UU) que publica la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Por otra parte, cuando se alcanza la tercera edad la siesta también marca la diferencia, ya que ayuda a las personas a mantenerse más activos y ocupadas y a sentirse más enérgicas que si su descanso se limita a las horas de sueño nocturno.

Una vez que sabemos cuánto y por qué conviene dormir la siesta nos interesa conocer dónde. Y ahí la ciencia también ha dado con la clave: el mejor sitio para dormir a media tarde es una hamaca.

Según publicaban investigadores de la Universidad de Génova en la revista especializada Current Biology, analizando la actividad cerebral con encefalografía se ha comprobado que dar una cabezada vespertina en una cama que se balancea tiene la doble ventaja de ayudarnos a conciliar el sueño más rápido y hacer que dicho sueño sea mucho más profundo.

Publicidad