TecnoXplora » CienciaXplora » Divulgación

EL ENCEFALÓFONO PERMITE CONECTAR EL CEREBRO CON UN ORDENADOR

Crean un instrumento para que personas con parálisis puedan tocar o componer música

Un equipo de investigadores estadounidenses ha inventado un instrumento basado en las interfaces cerebro-ordenador para permitir a personas con movilidad reducida tocar y componer música.

El neurocientífico y músico Thomas Deuel toca el encefalófono en una demostración

Thomas Deuel/Vimeo El neurocientífico y músico Thomas Deuel toca el encefalófono en una demostración

Publicidad

No podría pertenecer a la sección de cuerdas ni de vientos de una orquesta. El instrumento musical concebido por un equipo de neurocientíficos estadounidenses emite notas según las señales que produce el cerebro de una persona. Es uno de los últimos ejemplos de tecnología controlada por la mente diseñada para mejorar la vida de aquellos que tienen limitada su capacidad de movimiento.

El encefalófono, como lo han bautizado, “es un instrumento musical que puedes controlar con tus pensamientos”, describe el médico e investigador de la Universidad de Washington Thomas Deuel, líder del proyecto y coautor del artículo que recoge los detalles, publicado en Frontiers in human neuroscience.

Deuel, también músico, ha visto como muchos de sus pacientes que tocaban algún instrumento antes de sufrir un derrame cerebral o parálisis no pueden volver a hacerlo. Así, el ingenio desarrollado por el neurocientífico y sus colegas podría ayudar a estas personas a seguir con su afición.

El encefalófono registra las ondas cerebrales de su portador a través de un gorro cargado de sensores que se coloca en la cabeza y que transforma las señales en notas musicales. El dispositivo se conecta a un sintetizador, permitiendo al usuario crear música utilizando una amplia variedad de sonidos.

El instrumento puede controlarse con dos tipos de señales: aquellas asociadas al córtex visual (se emiten, por ejemplo, cuando pestañeamos) o las que se producen cuando pensamos en movimiento. Este último método ha resultado ser el más efectivo para los pacientes que han participado en el estudio, durante el que aprendieron a tocar el instrumento con bastante pericia.

Deuel y su equipo trabajan ya para mejorar su invento y añadir nuevas funcionalidades. También han comenzado a involucrar a más personas para observar cómo pueden mejorar sus habilidades musicales con entrenamiento.

Publicidad