Muchas personas no tienen ni terraza ni balcón en sus hogares y, por consiguiente, en estos días de confinamiento no pueden tomar el sol. Esto normalmente no supone un gran problema para nadie pero, a día de hoy, con la cuarentena, es una enorme desventaja. En primer lugar, porque aquellos que no tienen terraza tienen más complicado salir a tomar el aire y, en segundo lugar, porque apenas les da la luz del sol. Esta falta de luz solar puede ocasionar graves consecuencias tanto físicas como psicológicas.

El sol es el mayor encargado de proporcionar la vitamina D en nuestro organismo, necesaria principalmente para fortalecer los huesos del cuerpo. Si no llega esta vitamina a nuestro sistema, es posible que comencemos a notar una serie de efectos secundarios que, de ser muy pronunciados, recomendamos consultar con un especialista.

La carencia de vitamina D puede aumentar nuestra exposición a infecciones respiratorias, alergias o enfermedades autoinmunes, pero no son las únicas consecuencias, como se detalla en el vídeo. Te explicamos con qué alimentos podemos reemplazar esta carencia, aunque es posible que éstos no sean suficientes, y que notes igualmente las consecuencias de no tomar el sol.

Por ello, es muy importante que, si tienes terraza o balcón, trates de pasar unos minutos al día frente al sol. Si, por el contrario, no tuvieras, intenta buscar alguna zona donde el sol pegue con mayor fuerza en tu hogar, siempre con la ventana abierta, e intenta aprovechar al máximo estos rayos de luz solar. Si esto no fuese posible, sigue los consejos que te mostramos en el vídeo, e intenta llevar una dieta lo más saludable y variada posible.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Más de 150.000 personas morirán en Europa en la primera ola de la pandemia por el COVID-19

Algunas empresas y organizaciones dejan de utilizar Zoom para sus videoconferencias