A estas alturas, se conocen algunas de las distintas formas de transmisión del nuevo virus que ha obligado a millones de personas en todo el mundo a permanecer en cuarentena. Sanidad recomienda, ante todo, evitar la proximidad con otras personas, lavarnos frecuentemente las manos y no tocarnos la cara. Sin embargo, muchas personas, especialmente sanitarios, utilizan también guantes y mascarillas. Si dispones de estos materiales y te gustaría usarlos al salir de casa, adelante, aunque si lo haces has de saber la forma correcta que has de llevar a cabo para quitarte los guantes y la mascarilla y no contagiarte en el proceso.

Al manipular ciertos objetos al ir a hacer la compra, como el dinero, podemos entrar en contacto con multitud de gérmenes, entre ellos el coronavirus. Al hacer uso de los guantes, evitamos que éstos microorganismos pasen a nuestras manos y, por consiguiente, a nuestro organismo. No obstante, si no nos quitamos correctamente los guantes, podríamos igualmente trasladar el virus a nuestras manos, y toda la precaución no habrá servido de nada.

En cuanto a la mascarilla, sucede lo mismo: si os encontráis a cierta proximidad con otra persona, su respiración o su saliva pueden llenarla de bacterias y otros microorganismos. Lo más recomendable es quitárnosla sin tocarla, pero, ¿cómo se hace eso? Te lo mostramos en el vídeo superior.

Por otro lado, hay una serie de pasos que es preciso seguir a la hora de colocar una mascarilla protectora y, de no llevarlos a cabo correctamente, estaremos impidiendo que actúe de la forma adecuada. Por ello, es imprescindible prestar atención a todos y cada uno de los consejos que se dan en el vídeo. Si por cualquier motivo no dispusieses de mascarillas en casa, en este enlace te mostramos cómo puedes fabricar una mascarilla casera, según las recomendaciones del ministerio de Industria.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Un simulador estima que los casos de coronavirus en España son más de tres millones

¿Te sientes más cansado desde que empezó la cuarentena? Esto es lo que estás haciendo mal