TecnoXplora » CienciaXplora » Divulgación

ADEMÁS DE PARA HACERTE LLORAR

Las células de cebolla sirven para crear músculos artificiales

Las cebollas no solo causan lágrimas, y seguro que a un equipo de científicos le han provocado más de una sonrisa: han demostrado que las células de la epidermis de este bulbo se comportan como las musculares al recibir un impulso eléctrico.

Imagen de una cebolla cortada

Quinn Dombrowski en Flickr CC Imagen de una cebolla cortada

Publicidad

¿Cuántas lágrimas derraman los cocineros por culpa de las cebollas? Este ingrediente tan característico de la dieta mediterránea tiene otra peculiaridad lejos de los fogones: un equipo de científicos del Laboratorio Shih, en la Universidad de Taiwán, han desarrollado un músculo artificial a partir de células del bulbo.

En su investigación, cuyos resultados aparecen en la revista ‘Applied Physics Letters’, han comprobado que estas unidades se contraen y expanden cuando se les aplica una corriente eléctrica. Las células musculares funcionan de la misma manera para facilitar el movimiento del aparato locomotor.

Han utilizado concretamente células muertas de la epidermis de la cebolla, de forma alargada, que se colocan muy juntas. Tras eliminar algunos de sus componentes, como la hemicelulosa (que les da rigidez), las recubrieron de una lámina de oro que actuaba como electrodo.

Cuando, después de todo este proceso, sometieron al conjunto a una corriente eléctrica, observaron un comportamiento similar al de un tejido muscular muy simple. Comprobaron además que sus movimientos dependían de la intensidad del voltaje y del grosor de la lámina de oro.

Aunque los expertos admiten que de momento no pueden utilizarse en humanos, el resultado de su investigación supone un paso importante en la investigación en biomateriales. Esta disciplina se basa en la producción de materiales sintéticos a partir de algún patrón o elemento presente en la naturaleza.

Publicidad