DE NO ENCONTRAR SOLUCIÓN, SE PUDRIRÁ EN LOS FRIGORÍFICOS

DE NO ENCONTRAR SOLUCIÓN, SE PUDRIRÁ EN LOS FRIGORÍFICOS

Gobierno y empresas buscan a contrarreloj aprovechar los productos con carne de caballo

Toneladas de productos frescos con carne de caballo se acumulan en los frigoríficos de las empresas que los han ido retirando. En Francia, con el mismo problema, han autorizado que se reparta entre asociaciones benéficas, pero, en España, seguimos dudando qué hacer mientras la comida se va pudriendo.

Canelones, lasañas y raviolis hechos con carne de caballo y ternera, fueron retirados pero son comestibles y se pudren en España, mientras esperan a que se les dé una buena salida.

Nestlé quiere cedérselos al banco de alimentos para que los reparta entre los pobres, algo que harán en Francia, pero, para eso, es necesario reetiquetar los productos para que indiquen que contienen carne de caballo.

Por un lado, Nestlé pide indicaciones a las autoridades para reetiquetar correctamente los alimentos y aseguran que nadie les dice cómo hacerlo. Por su parte, el Gobierno afirma que es algo que, principalmente, debe correr a cargo de los distribuidores.

La situación también afectaría a Ikea, que tiene una gran partida de albóndigas congeladas, a la espera de decidir qué hacer con ellas.

Aunque parece que hay buena disposición por parte de las empresas, el Gobierno y el banco de alimentos, para que todos estos productos acaben en estos comedores, todavía hace falta mucha coordinación.

laSexta.com | Madrid | 01/03/2013

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.