La ministra María Jesús Montero ha asegurado que le "sorprendió" el movimiento de Pablo Iglesias de abandonar el Gobierno, y ha dicho que ella lo hubiera hecho de otra manera.

"Me sorprendió más la salida de Pablo Iglesias del Gobierno que la convocatoria electoral de Ayuso. Nos quedamos todos chocados. Me enteré por los medios. Sánchez se enteró esa misma mañana de la decisión de Iglesias. Yo lo hubiese gestionado de otra manera", ha asegurado en una entrevista en la Cadena SER.

Preguntada por las formas en la que decidió dejar el Ejecutivo, Montero ha sido clara: "Yo lo hubiera hecho de otra manera, siempre una salida es complicada para una persona del perfil de Iglesias, vicepresidente y líder de Unidas Podemos, en el Gobierno las circunstancias eran muy especiales, pero creo que yo lo habría hecho de otra manera".

A pesar de todo, la titular de Hacienda ha explicado que "la relación con Iglesias era buena" y le ha calificado como "una persona afable": "No creo que la llegada de Yolanda Díaz cambie las cosas. Espero seguir en la estabilidad".

Montero se ha mostrado "confiada" de que el PSOE conseguirá "un gran resultado" electoral en Madrid que le permitirá "gobernar", aunque ha criticado a Ayuso por adelantar las elecciones sin tener en cuenta "la pandemia" y sí "su interés electoral": "Madrid se está convirtiendo en un laboratorio del trumpismo".

"La situación de Cs en Murcia es de humillación"

La ministra también se ha pronunciado sobre la moción de censura fallida en Murcia y ha dicho que "era impensable" que tres diputados de Ciudadanos optaran por sabotearla. "Nos ha sorprendido que no cumplieron el pacto antitransfuguismo donde se dice que el transfuguismo es corrupción. No había por qué dudar", ha dicho.

Montero ha señalado que "era una obligación ver una alternativa" en Murcia "ante los casos de vacunación no correspondida" y no podían "quedarse impasibles ante las prácticas reprobables". "No había más remedio que presentarla", ha apostillado.

"Arrimadas había comenzado el giro para que Ciudadanos sea esa bisagra, pero se había convertido en la cola de la derecha y no se les notaba. Creo que tenían que tener voz más propia, Arrimadas tiene que arriesgar y desprenderse del miedo. La situación en Murcia de Ciudadanos es de humillación", ha zanjado.