El PP acusa al ministro Illa de mentir en su comparecencia tras el Consejo Interministerial porque, a su juicio, "no hubo consenso ya que los presidentes autonómicos que votaron en contra representan a más de la mitad de los españoles". Votaron en contra Madrid, Galicia y Andalucía yMurcia se abstuvo.

Pablo Casado, este jueves en un acto en Cáceres, ha asegurado que lo de ayer es "una resolución administrativa discrecional que no se ha atrevido el ministro ni a firmar, porque lo que hace es atacar al PP para ser candidato en Cataluña".

"Sabiendo que no hay consenso, nos receta este BOE y aún así el PP va a cumplir porque es un partido responsable, de Estado (...) Cumplimos la ley aunque sea a la carta contra el PP". Y ha añadido que por encima de todo está la salud de los españoles.

Ha dicho lamentar el "espectáculo que se ha dado por esa fata de coordinación, pero son los Gobiernos estatales los que tienen esa responsabilidad, o en este caso, esa incompetencia y negligencia por razones partidistas".

Según Casado, Sánchez dijo que no podía limitar la movilidad con la legislación en vigor. "Yo no estaba de acuerdo. Él decía que no se podía ¿por qué ahora sí? por qué en mayo había que tener estado de alarma y ahora sí que se puede limitar con una resolución administrativa?", se ha preguntado, al tiempo que se respondía: "Porque les da la gana".

Sospechan que la orden ministerial publicada hoy en el BOE "ya estaba redactada previamente ya que el Gobierno dijo que la publicaría en los próximos días. Parece que el Gobierno no tenía intención de consensuar absolutamente nada con la Comunidad de Madrid".

 

La postura de los presidentes autonómicos

Galicia, que votó en contra, al igual que Andalucía, han dicho que no van a recurrir. Núñez Feijóo ha dicho que "para que sean criterios aplicables, tienen que ser completos y estos no lo son. Tienen que ser trabajados, y no lo son. Tienen que estar basados en criterios científicos y estos no lo son. No puedes circular un documento con 24 horas de antelación y luego votarlos sí o sí. Nuestro comité clínico de salud no pudo ni opinarlos. Nos parecen incompletos, poco trabajos, alto porcentaje de improvisación y son producto de una tensión bilateral entre el gobierno y una autonomía".

Juanma Moreno, el presidente andaluz, ha expresado su "máximo respeto" a las decisiones que tome el ejecutivo de la Comunidad de Madrid, que estudia recurrir la orden. Que va a esperar al próximo miércoles para solicitar al Ministerio que atienda las propuestas "sensatas" que hizo el gobierno andaluz ayer y que no fueron escuchadas, dice, lo que les ha causado "un poco de frustración". Sobre el voto en contra del acuerdo de Andalucía, ha explicado que cuando la región vota "en cualquier órgano colegiado" vota "en conciencia sobre que es lo mejor para los andaluces".

Castilla y León, la única región gobernada por el PP que sí voto, ha explicado hoy su presidente que lo hizo por la salud de los ciudadanos, aunque anoche Casado decía que en este caso tenía que ver con que la Consejería de Sanidad está en manos de sus socios de coalición, Ciudadanos.

Varios dirigentes socialistas ya le han respondido. El presidente de Castilla´-La Mancha, Emiliano García Page, ha pedido a los políticos del PP que sigan "la última doctrina Casado": "Como dice la competencia es exclusiva del Estado, pues que sean coherentes".

También el ministro José Luis Ábalos ha dicho que "los mismos que querían una autoridad única, una estrategia nacional", luego, dice, no lo asumen. Desde el Gobierno, también la vicepresidente Carmen Calvo ha recordado que las normas son para todos, las administraciones e instituciones estamos debajo de la ley y ahí no cabe voluntariedad ni opción, solo obligación".

Según ha dicho, desde el Gobierno no se contempla otra cosa que el cumplimiento del acuerdo, "que se adoptó ayer legal y legítimamente", y ha recordado que como lo pueden recurrir en los tribunales, "estamos en un Estado riguroso": "El Gobierno solo tiene un adversario, la pandemia, y un criterio, usar las normas para proteger a la gente, no entendemos otra cosa que no sea esta".