El Real Salt Lake ha anunciado la destitución de su entrenador, Mike Petke, después de que le dedicara una serie de insultos homóbofos al árbitro del encuentro, John Pitti, en el partido que enfrentaba al combinado de Utah frente a Los Tigres de la Leagues Cup.

 

El órgano regidor de la competición comunicó que sancionaría al entrenador con tres partidos de sanción, además de una multa económica basada en dos semanas sin percibir el sueldo. La sanción no se ha quedado en ese punto, ya que el Real Salt Lake ha anunciado su cese como míster del cuadro estadounidense.

Los hechos tuvieron lugar después de que el entrenador estuviera disconforme con diversas decisiones arbitrales a lo largo del encuentro. Al término del partido y tras saludar al entrenador rival, se dirigió al centro del campo para hablar con el colegiado, quien tras diversos desplantes de Petke, le mostró la tarjeta roja.