La lucha por la conciliación en el deporte sigue estando de plena actualidad, como bien ha demostrado toda una estrella del baloncesto.

Skylar Diggins-Smith, jugadora de los Dallas Wings, ha escrito una serie de tuits en los que denuncia haber jugado estando embarazada durante una temporada completa "sin decírselo a nadie".

 

"La gente me llamaba rajada, me dijeron que dejé tirado a mi equipo... Sin saber que estuve dos meses enteros fuera de todo por tener depresión postparto. Con recursos limitados para ayudarme a estar bien física y mentalmente", revela la jugadora.

 

Antes, la jugadora había expresado lo "desafortunado" que es "no tener el apoyo de tu propia franquicia".

 

Su equipo, los Dallas Wings, explicaron que Skylar Diggins recibió su salario completo en 2019 pese a no jugar. El convenio recoge que a las jugadoras le corresponde el 50% de su salario.

La próxima temporada, la WNBA tiene previsto aprobar un nuevo convenio en el cual se espera que se mejoren las condiciones de las jugadoras en situaciones así.