Algunos trastornos mentales se pueden ver acentuados con la edad, pero también pueden debutar por primera vez nuevos malestares psicológicos con el paso de los años, según afirma la Confederación Salud Mental España.

Quienes añaden que, “aproximadamente, una cuarta parte de las muertes por suicidio son de personas de más de 60 años, según la OMS".

La gran mayoría no somos conscientes de los cambios y necesidades que pueden surgirnos a medida que vamos envejeciendo y cómo pueden afectarnos psicológicamente.

¿Cuáles son los factores de riesgo en los trastornos mentales de los mayores ?

Las situaciones de aislamiento y de soledad cronificadas, afectan negativamente a la salud mental de los adultos mayores y pueden impedir que reciban un tratamiento.

La sensación de dependencia debido a una progresiva falta de autonomía y la necesidad de ayuda de terceras personas por motivos psicofísicos, también puede hacer mella en su salud mental.

A veces, tener un trastorno mental puede generar un efecto o deterioro en la salud física, que a su vez puede agravar el propio trastorno.

¿Cómo fomentar la salud mental en los mayores?
¿Cómo fomentar la salud mental en los mayores? | Pexels

El nivel socioecónómico es determinante para la salud mental y tras la jubilación suele verse resentido por el descenso del poder adquisitivo. Esto, a veces, repercute en las posibilidades de mantener los niveles de ocio y socialización interpersonal, así como en otros factores esenciales como la alimentación, cuidados y atención sanitaria, etc.

"Quien tenga dinero o cobertura económica de la familia tendrá unas mejores condiciones de vida, que actuarán como factores protectores", señala Salud Mental España y prosigue "Además, tendrá más posibilidades de tener un tratamiento adecuado en caso de tener un problema de salud mental y necesitarlo".

Otro factor de riesgo es la falta de concienciación de la importancia de la salud mental de las propias personas mayores y también entre personal sanitario. Al estigma que de por sí sufren las personas con trastorno mental se suma la discriminación por el mero hecho ser mayor, que viven algunos mayores.

Otros factores son los que afectan de manera transversal a los problemas de salud mental como son el género, la orientación sexual, el origen, el color de piel, la discapacidad, haber sido víctima de abusos o maltrato, etc. Hay que recordar que, según la OMS, una de cada diez personas mayores sufre maltrato.

¿Cuáles son los problemas de salud mental habituales?

La ansiedad y la depresión han sido las situaciones más frecuentes y que más han aumentado a raíz de la pandemia entre las personas mayores. La depresión afecta a un 7% de la población mayor y representa un 5,7% de los años vividos con una discapacidad entre las personas de 60 años o más.

Desde la Confederación Salud Mental España inciden en que, "es importante ser conscientes de que los trastornos mentales no son connaturales al envejecimiento y deben ser tomados en serio, no solaparlos como comportamientos propios de la persona, del carácter o de la edad. Una persona con depresión debe poder acceder a un tratamiento adecuado y a los recursos de apoyo que necesite, tenga 20 u 80 años".

¿Cómo podemos fomentar la salud mental en las personas mayores?
¿Cómo podemos fomentar la salud mental en las personas mayores? | Pexels

¿Cómo podemos cuidar de la salud mental de los mayores?

La Confederación subraya que no se puede cargar el peso de cuidar la salud mental únicamente sobre las personas mayores, si no que "es cosa de todos".

"Abogamos por crear sociedades más acogedoras, con mayor escucha y empatía, donde el apoyo comunitario sea una de las piezas clave. Defendemos el modelo comunitario y en el domicilio de la persona, que integre los recursos sociosanitarios", indican.

La Confederación expone que hacen falta más recursos que mejoren los aspectos recogidos en la Estrategia de Salud Mental, incluyendo la prevención del suicidio.

"Se requieren recursos especializados que se dediquen a atender a este grupo poblacional, que previsiblemente seguirá creciendo. También geriatras, gerontólogos y otros profesionales especialistas en trastornos mental, para dar respuesta a sus necesidades, en los centros sociales y sanitarios", añaden.

¿Cómo abordar el aspecto cultural?

El aspecto cultural también es importante pues, según manifiesta Confederación Salud Mental España, parte de nuestra identidad se construye en función de lo que reflejan los demás de nosotros.

La sociedad actual suele valorar a la persona en función de 'lo que es capaz de generar' en términos económicos o productivos, y tiende a marginar a las personas mayores por 'no valer' al haber salido del circuito de producción.

Además, la Confederación considera que las diferentes capacidades de las personas mayores les pueden situar en una cierta desventaja, por lo que son olvidadas, lo que dificulta su inclusión social. Por ejemplo, algunos pueden haber perdido habilidades, capacidades físicas o mentales, otros simplemente socializaron en un mundo que ahora es diferente.

Salud Mental España concluye que debemos “revisar cómo nos relacionamos con los mayores, qué espacios de representación ocupan, si se valoran sus experiencias vitales o, por el contrario, se les relega a que sus opiniones, problemas, aprendizajes, etc. no sean tenidos en cuenta".