Vivir el proceso de un cáncer de mama es un reto, tanto para las mujeres que lo sufren como para su entorno familiar y social. Cada 19 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer de mama para sensibilizar sobre aspectos fundamentales de la enfermedad que ayudan a mejorar su pronóstico como es la detección precoz antes de que los síntomas sean perceptibles.

A continuación enumeramos diez de los muchos motivos por los que este día es tan necesario.

1. Hay que celebrar que la tasa de supervivencia de las pacientes con cáncer de mama ha experimentado un fuerte ascenso durante los últimos años. Situándose en el 89,8% según el estudio de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) “Las cifras del cáncer en España 2022”.

La supervivencia general de los pacientes de cáncer en España (al igual que en los países de su entorno) se ha duplicado en los últimos 40 años.

Este aumento de la supervivencia se debe, en gran parte, a los cribados para la detección precoz y al avance en la investigación que posibilita poner a disposición de las pacientes nuevos tratamientos.

La detección precoz es fundamental para un buen pronóstico de la enfermedad.
La detección precoz es fundamental para un buen pronóstico de la enfermedad. | Pexels

2. Hay que seguir concienciando sobre que la detección precoz y el correcto diagnóstico del cáncer de mama son esenciales para la buena respuesta al tratamiento.

La autoexploración una vez al mes tras cada menstruación, acudir al menos una vez al año a revisión ginecológica y realizarse una mamografía (si es lo prescrito por el facultativo), son la mejor prevención.

Recordamos algunas señales que deben ponerte alerta: bultos o nódulos en la mama o en la axila, secreciones anómalas del pezón, hinchazón de una parte de la mama, anomalías en la forma o la piel de la mama o el pezón son algunas de ellas.

3. Aunque envejecer es un factor de riesgo principal para llegar a padecer este tipo de cáncer, hay que insistir en que existen otros factores de riesgo que tienen que ver con los hábitos de vida de la población sobre los que sí podemos actuar.

Evitar el sedentarismo, el tabaquismo, el consumo de alcohol, incluir más frutas y verduras en nuestra dieta para hacerla más saludable, poner remedio a la obesidad, e intentar evitar ambientes con contaminación, son algunos de ellos.

Se calcula que en el año 2020, en España, el alcohol habrá sido responsable del diagnóstico de unos 2.100 casos de cáncer de mama y en Europa se relacionan con la obesidad postmenopaúsica hasta 110.000 casos de cáncer de mama, según el informe de la SEOM.

Cada vez son más las mujeres que vencen la enfermedad.
Cada vez son más las mujeres que vencen la enfermedad. | Pexels

4. Hay que reivindicar mejor calidad de vida para todas las mujeres que vencen la enfermedad. Se ha conseguido prolongar sus vidas y ahora se debe mejorar la calidad de la mismas, porque con frecuencia los tratamientos dejan importantes secuelas.

5. Se debe concienciar que el cáncer de mama es ya el tumor más diagnosticado a nivel mundial (2.261.419 casos), superando por primera vez al cáncer de pulmón, según el informe de la SEOM.

6. Entre las españolas es el tipo de cáncer más frecuente. Durante 2022 se estiman 34.750 nuevos casos diagnosticados, según el informe de la SEOM.

Aproximadamente el 30% de todos los cánceres diagnosticados en mujeres se originan en la mama, según Fundación Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM).

7. El cáncer de mama también puede afectar a los hombres, y aunque supone un 1% de todos los nuevos diagnósticos de esta enfermedad es necesario informar de ello. En un 15-20% de los casos existen antecedentes familiares que permiten un diagnóstico de cáncer hereditario, según la GEICAM.

8. Se prevé que los casos de cáncer, incluido el de mamá, continuarán creciendo a nivel mundial debido, entre otros factores, al aumento de la población, a su envejecimiento y a los avances en detección precoz. Aunque la mayoría de los casos se diagnostican entre los 45 y los 80 años, la incidencia se incrementa a medida que avanza la edad. España no es ajena a esa tendencia.

En nuestro país la población ha aumentado y la esperanza de vida se ha incrementado lo que lleva a un envejecimiento de la misma. Siendo la edad uno de los factores de riesgo principales para desarrollar un cáncer se estima que de los 280.100 casos de cáncer diagnosticados durante 2022, se alcanzarán los 341.000 en 2040, según los cálculos del REDECAM. Y se calcula que 1 de cada 8 españolas padecerá cáncer de mama.

El cáncer de mama está aumentando en menores de 45 años.
El cáncer de mama está aumentando en menores de 45 años. | Pexels

9. Otra cuestión a investigar es por qué en los últimos años se está detectando un aumento de la incidencia del cáncer de mama entre las mujeres menores de 45 años. Aunque el mayor número de diagnósticos se produce entre los 45 y 65 años, las menores de 40 años con cáncer de mama ya representan en torno al 10% de los nuevos casos diagnosticados, según la American Cancer Society.

La explicación más plausible, según los estudios, se achaca al retraso en la edad de maternidad, al menor número de hijos, y al adelanto de la edad de la primera menstruación, entre otros.

10. Se debe incrementar la inversión e impulsar la investigación. Aunque hoy puede afirmarse que se combate al cáncer de mama con mejores resultados que hace unos años aún falta mucho por hacer.

Es fundamental continuar estudiando el comportamiento de la enfermedad con el objeto de hallar nuevas terapias que posibiliten frenarla y combatir las recaídas con metástasis a distancia que sufren en torno al 30% de las diagnosticadas en un estadio precoz de la enfermedad, según Guía GEICAM de práctica clínica.

El cáncer de mama es la principal causa de mortalidad en las mujeres con alrededor de 685.000 fallecimientos en el mundo en 2020 según la OMS.

Entre las españolas el tumor de mama es la primera causa de muerte por cáncer con 6.572 fallecimientos en 2020 según el INE, un 5% de todas las muertes por cáncer del país.

En resumen, el 19 de octubre se debe conmemorar el Día Mundial de la Lucha Contra contra el cáncer de mama, porque es necesario continuar informando sobre una patología que tiene un buen diagnóstico, si se trata a tiempo. Las visitas periódicas al ginecólogo, la autoexploración y el conocimiento sobre la enfermedad son buenas vías para combatirlo.