EL QUEBRADERO DE CABEZA DEL PRIMER MINISTRO CANADIENSE

EL QUEBRADERO DE CABEZA DEL PRIMER MINISTRO CANADIENSE

Los negocios offshore del amigo íntimo de Justin Trudeau: el entramado societario de Stephen Bronfman para evadir impuestos

Stephen Bronfman, amigo íntimo de Justin Trudeau y jefe de Recaudación del Partido Liberal, aparece en los Papeles del Paraíso con todo un laberinto de productos financieros con movimientos de millones de dólares.

El primer ministro canadiense se ha expresado en numerosas ocasiones y de forma explícita contra la evasión de impuestos. Pero de las palabras a los hechos hay un gran paso. En concreto, numerosos documentos a los que el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación ha tenido acceso, y con los que laSexta y El Confidencial han colaborado, desvelan un entramado societario del jefe de Recaudación del Partido Liberal y amigo íntimo de Trudeau con un objetivo claro: la evasión de impuestos.

Su nombre: Stephen Bronfman, vástago de uno de los mayores imperios económicos de Canadá y financiero. A él recurrió Trudeau en su campaña previa a ganar las elecciones. El fichaje trajo grandes resultados: transformó el Partido Liberal, y lo hizo atrayendo dinero porque consiguió duplicar las donaciones en tan sólo dos años. Bronfman tuvo un buen maestro. Su mentor fue Leo Kolber, exsenador de los liberales y también exjefe de Recaudación del partido.

Dirigió muchas de las empresas de la familia Bronfman durante décadas y le sirvió también para enriquecerse. Ahí se cocinaron los entramados societarios. De hecho, lo que se ha deducido de los Papeles del Paraíso es que entre los fideicomisos de Bronfman y Kolber se realizaron préstamos, y algunos de ellos a interés cero. Es aquí cuando salta la alarma porque es ilegal hacer préstamos a interés cero entre partes que tienen relación directa o tienen intereses comunes.

La Agencia Tributaria de Canadá teme que estos préstamos sean para evadir impuestos. Pero hay más. Los documentos sugieren que la sociedad de Bronfman, 'Clarigde', ayudó silenciosamente durante un cuarto de siglo a mover millones de dólares a entidades de la familia Kolber, y podría así haber evitado pagar impuestos en Canadá, Estados Unidos e Israel.

Más allá de los negocios offshore, Bronfman sigue haciendo su labor de recaudador al lado de Trudeau. Sonada fue la fiesta en uno de los barrios más ricos de Montreal en septiembre del año pasado. La entrada: 1.500 dólares. La recompensa: contacto directo con el primer ministro y gobierno. El lugar: la casa de Kolber. El círculo de Trudeau, con sus sociedades offshore, no promulga con el ejemplo.

Los nombres de los Papeles del Paraíso

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.