Lugares para visitar en Halloween

Lugares para visitar en Halloween

Cinco macabras construcciones hechas con huesos humanos

Antiguamente era natural honrar a los muertos integrándolos en los edificios. Hoy esa práctica sería macabra. Quizás por eso nos atraen tanto estos lugares, y más aún cuando se acerca la noche de Halloween.

Rocambolescas, grotescas, siniestras. Así son estas construcciones que han sido levantadas con calaveras y huesos humanos. En algunas hay miles de osamentas, en otras hay millones. Se construyeron hace siglos y desde su creación hasta hoy han despertado la curiosidad de innumerables personas.

Siglos atrás no resultaba tan fantasmagórico, pues era perfectamente natural debido a las profundas creencias religiosas honrar los restos de los difuntos integrándolos en los edificios. Hoy sin embargo puede resultar descabellado, macabro y morboso. Y aun así, estos lugares siguen siendo un reclamo para los turistas. Aquí te presentamos algunos ejemplos de estas terroríficas construcciones y aconsejamos visitarlas siempre en compañía:

1. Capilla de los huesos de Évora (Portugal). Al entrar el visitante se encuentra con una inscripción en portugués que reza: “Los huesos que aquí estamos, por vosotros esperamos”. Esta declaración marca el tono general de esta capilla del siglo XVI que sólo cubre un área de 19 x 11 metros, pero dentro de sus paredes se encuentran los huesos de más de 5.000 esqueletos incrustados en cemento y apilados del suelo al techo. Colgando de las paredes mediante cadenas hay dos cadáveres momificados, uno de los cuales pertenece a un niño. Si no fuese por el crucifijo colocado cerca, pocos adivinarían que un sitio tan fantasmagórico que podría haber sido obra del excéntrico Tim Burton pueda tener un carácter religioso.

La Capilla de los Huesos de Évora se construyó no como curiosidad, sino por necesidad. Durante el siglo XVI, la capacidad de los cementerios de Evora se vio desbordada, lo cual combinado con la ideología contra-reformista del momento convenció a tres monjes franciscanos para exhumar los huesos de los muertos y colocarlos en la capilla, donde estarían más cerca de Dios.El precio de la entrada es de 2 euros y hay un cargo adicional de 1 euro si se quieren sacar fotos. La capilla está abierta todos los días de 09:00 a 17:00h y es un lugar pequeño, por lo que no esperes estar dentro más de 15 minutos. Aún así, merece la pena pagar la entrada ya que con toda seguridad será uno de los sitios más extraños que visites en Portugal.

2. Osario de Eggenburg (Austria). Este osario data del siglo XIV, aunque se terminó en el siglo XV y es de una belleza aterradora. Para su construcción se utilizaron restos humanos de 5.800 personas y fue elaborado prestando atención hasta al más mínimo detalle. De hecho puede apreciarse que cada hueso encaja perfectamente uno con otro, haciendo que el osario sea perfectamente simétrico. El punto central está coronado por un pequeño montón de calaveras que aparecen rodeadas por huesos de brazos y piernas formando un semicírculo en torno a ellas.

3. Osario de Sedlec (República Checa). Este afamado osario es una pequeña capilla católica situada bajo la Iglesia del Cementerio de Todos los Santos. Esta macabra construcción contiene entre 40.000 y 70.000 esqueletos humanos, colocados artísticamente para formar la decoración y el mobiliario de la capilla. Lo 'artístico' de su decoración se debe a la necesidad de organizar los huesos desenterrados en las obras de remodelación del cementerio. En 1870 un tallista de madera fue contratado por la familia Schwarzenberg para poner los montones de huesos que se acumulaban en la capilla en orden. Los macabros resultados de su trabajo hablan por sí solos. Encontramos candelabros, lámparas, columnas. Todo ello gracias a la combinación de cráneos, escápulas, tibias, caderas, húmeros y resto de piezas óseas humanas ensambladas con ingenio.

De esta forma, el visitante se encuentra con una enorme lámpara de araña que contiene al menos todos los huesos que forman el cuerpo humano. Otros trabajos incluyen custodias flanqueando el altar e incluso un gran escudo de armas de los Schwarzenberg. Los huesos no utilizados se encuentran apilados en los laterales del osario.

4. Catacumbas del convento de San Francisco (Lima, Perú). Esta práctica no es exclusiva de Europa. Si cruzamos el charco, en Lima encontramos las catacumbas del convento de San Francisco, donde se encuentran depositados los huesos de unas 70.000 personas. Y al igual que en el osario de Sedlec, algunos de estos huesos aparecen colocados de forma decorativa. Olvidadas durante muchos años, las catacumbas fueron redescubiertas en 1943 y se cree que pueden estar conectadas a través de pasadizos subterráneos con la catedral y otras iglesias locales.

5. Osario de Hallstatt (Austria). Hallstatt es una idílica villa alpina situada al oeste de Austria que fue declara en 1997 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Sin embargo, hasta los lugares más bellos esconden oscuros secretos y este pequeño pueblo no podía ser menos. La iglesia católica de Hallstatt cuenta con un osario en el que hay reunidas más de 1.000 calaveras que poseen un signo distintivo respecto de las que hemos mencionado anteriormente: todas ellas aparecen pintadas y en la gran mayoría aparecen sus fechas de nacimiento y defunción. Un lugar que sin duda pondría los pelos de punta a Shaggy y a su fiel socio Scooby-Doo.

Enrique Lavilla | @quiquelavilla | Madrid
| 18/10/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.