Para muchos, los días pasan cada vez más despacio, pero realmente, cada vez queda menos para llegar a esa “normalidad” que todos ansiamos. Quizás todavía quede mucho para hacer grandes viajes y vivir aventuras como antes hacíamos, pero hasta que eso llegue, también podremos disfrutar de un viaje por el mundo desde casa.

En este caso, hemos querido traerte cinco bebidas típicas de diferentes países europeos, sudamericanos e incluso africanos, para que vivas en tu casa experiencias distintas a través del paladar y del gusto. Estas son nuestras ideas:

1. Sangría (España): hay muchas maneras de preparar una buena sangría, ya que dependiendo del lugar varían algunos ingredientes. Sin embargo, la mejor manera de disfrutarla es rodeada de tus amigos o la gente que más quieres. Vete comprando toda la fruta que necesitas y un buen vino tinto, cada vez queda menos para compartirlo con quien más deseas.

Mojito | Pixabay

2. Mojito (Cuba): una bebida perfecta para trasladarte a un chiringuito de playa, en este caso, de Cuba. En poco más de cinco minutos puedes preparar un mojito en condiciones, ya que en cualquier supermercado podrás encontrar un buen ron de Cuba, algo (casi) imprescindible para su buena elaboración. El verano está a la vuelta de la esquina, así que, aprovecha este momento para estar preparado.

3. Limoncello (Italia): el limoncello es una de las bebidas más típicas de Italia, nuestro país vecino. Necesitarás unos cuantos limones, azúcar, agua y alcohol de mucha gradación, por lo que no es recomendable para aquellos que no toleran un sabor muy potente. Esta bebida proviene de Sorrento, una ciudad cercana a Nápoles y famosa, entre otras cosas, por sus limones. Aunque no podamos adquirir ese mismo producto, cualquier limón nos podrá valer.

Glühwein | Flickr (matthewokeefe, Attribution 2.0 Generic

4. Glühwein (Alemania): en los mercadillos de Navidad tan típicos de Alemania, la bebida que más se consume no es la cerveza, sino el Glüwein o “vino caliente”, puesto que es ideal para entrar en calor. De cualquier manera, es una receta que puedes hacer fácilmente en casa y tan solo te llevará media hora, para después poder disfrutar de él, sobre todo si te gusta el sabor dulce y del vino.

5. Tej (Etiopía): para preparar esta bebida es fundamental contar con ramas de Gesho, un pequeño árbol nativo de Etiopía, pero que podemos encontrar en algunas tiendas online para recibirlo en casa. También necesitaremos agua, mucha piel y paciencia, puesto que para que se considere que realmente está listo, se debe dejar reposar unos veinte días. No es difícil de preparar, pero lleva tiempo, aunque merece la pena ya que sorprenderás a todos.