Investigadores de la UB e ISGlobal han analizado los factores de distribución y los ambientales que favorecen la presencia de flebotomos en la isla. Aunque la existencia de la leishmaniosis en Mallorca se conoce desde hace mucho tiempo, se carecía de datos actuales sobre los vectores, pequeños insectos dípteros –los flebótomos–. Los últimos datos publicados sobre estos insectos eran del año 1989.

El trabajo describe los posibles factores ambientales que favorecen su presencia e indica las áreas de la isla en riesgo de leishmaniosis. “El estudio se basa concretamente en la presencia de Phlebotomus perniciosus, la principal especie responsable de la transmisión de la leishmaniosis por Leishmania infantum en la región mediterránea”, explica Cristina Ballart, investigadora de ISGlobal y una de las autores del estudio.

Los investigadores estiman la probabilidad de la presencia de P. perniciosus en cada lugar de muestreo en función de factores ambientales y meteorológicos. “El estudio ha permitido detectar la presencia del vector en toda la isla, preferentemente en altitudes comprendidas entre 51 y 150 metros sobre el nivel del mar, en presencia de vegetación adyacente de garriga, en los límites de las poblaciones, y entre éstas, en la proximidad de granjas de ovejas”, concluye Montserrat Gállego, investigadora de la UB y coordinadora del estudio.

Referencia bibliográfica:

Alcover MM, Ballart C, Martín-Sánchez J, Serra T, Castillejo S, Portús M, Gállego M. Factors influencing the presence of sand flies in Majorca (Balearic Islands, Spain) with special reference to Phlebotomus pernicious, vector of Leishmania infantum.Parasite & Vectors. 2014 Sep 4;7(1):421. doi: 10.1186/1756-3305-7-421.