Un equipo de la de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) ha patentado un dispositivo que imita al kleroterion, usado en la Grecia clásica para seleccionar aleatoriamente a los ciudadanos que participarían en la mayoría de cargos estatales. Entonces era un bloque de piedra rectangular con ranuras ordenadas en varias filas verticales identificadas por letras inscritas en la parte superior.

El nuevo kleroterion patentado por los investigadores de la UC3M está fabricado con metacrilato transparente, por lo que se puede ver cómo caen las bolas y saber inmediatamente cuál es la opción elegida, explica Roberto Losada, uno de los autores de la patente.

Sencillez de uso

Otra ventajas es la sencillez de su funcionamiento. El dispositivo está formado por unas ranuras horizontales en las que cada participante inserta una tarjeta identificativa, y un tubo vertical, donde, a través de un embudo, se introducen bolas de distintos colores en función del número de personas que se pretende seleccionar. El orden en el que caen las bolas de cada color determina cuáles son las filas de tarjetas elegidas.

“Se trata de un método totalmente aleatorio, a diferencia de otros procesos de azar como los que realizan aplicaciones informáticas, que en realidad son pseudoaleatorios, ya que cualquier estado futuro en el que se encuentre uno de ellos está determinado completamente por su estado actual”, puntualiza Rubén Sánchez Medero, otro de los autores de la patente.