Jonatan Paton, investigador de economia aplicada la UPV/EHU, ha corroborado la validez de los clústeres como herramientas que incrementan la competitividad empresarial y el desarrollo del territorio, así como la pertinencia de la política clúster como instrumento útil y generalizable. Una vez analizada la situación de los clústeres y de la política clústeren el mundo, la ha comparado con la del País Vasco, y ha concluido que esta estrategia ha contribuido notablemente a la competitividad de esta comunidad autónoma.

Paton ha basado en dos hipótesis su investigación sobre la validez de los clústeres y sus políticas. La primera de ellas se centra en la creencia más o menos extendida de que los clústeres funcionan como elementos que permiten mejorar la competitividad de las empresas, contribuyendo a su vez al desarrollo territorial.

La segunda hipótesis versa sobre la pertinencia de los clústeres como instrumentos de política. Según explica el investigador, el fenómeno clúster se encontraba en pleno auge, y se percibió el interés y oportunidad de investigar cómo se estaba implantando y si dichas políticas estaban teniendo buenos resultados o no, ya que internacionalmente no ha sido un proceso homogéneo.

Después de analizar numerosos casos internacionales, ha hecho lo mismo con el caso del País Vasco, "porque es una de las experiencias pioneras, con una política clúster de más de veinte años", señala.

En Euskadi, el experto ha aplicado una metodología cuantitativa, gracias a la disponibilidad de la información del Instituto Vasco de Estadística, Eustat, la información del Gobierno Vasco, y los anteriores trabajos en la materia. Uno de los avances que ha supuesto la investigación ha sido la revisión académica de la metodología cuantitativa, y el testeo para el caso del País Vasco.

Necesidad de revisar las políticas

La investigación ha concluido que en el País Vasco las asociaciones clúster lanzadas fueron bien elegidas, y que además han contribuido a la competitividad de las empresas, lo cual se percibe en mejores niveles de productividad y en mayores exportaciones. "Es difícil de probar la causalidad, pero es cierto que la existencia de un clúster en un sector parece estar relacionada con un comportamiento mejor en términos de competitividad y exportaciones", afirma el investigador.

En el País Vasco, el proceso de elección de sectores fue participativo, y se fueron creando asociaciones en la medida en que los sectores tenían la capacidad y, sobre todo, la conciencia de clúster: desde mediados de los 90, se constituyeron once clústeres prioritarios y aproximadamente una década después, se revisó toda la política, y se optó por introducir nuevos sectores (otros once, llamados preclústeres).

Actualmente, la política de clúster y las propias asociaciones clúster se encuentran en un proceso de reflexión sobre el papel que deberán jugar en modelos de desarrollo que buscan la especialización frente a las tendencias internacionales como vía para contribuir al desarrollo territorial.

Referencia bibliográfica

J. del Castillo, J. Paton (2015) "The great Basque transformation: Towards sustainable innovations". GREMI T Project ASELInn ‘Anchorage, sustainability, and localisation of innovation: Towards new forms of territorialisation of economic activitites?’.