La lluvia de estrellas de las Líridas se puede observar habitualmente cada año entre el 16 y 26 de abril, mirando hacia la constelación de Lira. Su máximo este año será cuando comience a media noche el día 21 de abril.

En esta ocasión, al igual que los eventos astronómicos que han ocurrido desde que se decretó el estado de alarma por el coronavirus, habrá que ver estas ‘estrellas’ (en realidad no lo son) desde casa y armados de paciencia, pues se espera que apenas pueda verse una cada 10 o 15 minutos.

Esta lluvia de estrellas parece provenir de la constelación de Lira y este año su máximo será la noche del martes 21 al miércoles 22 de abril, con una cruzando el cielo cada 10 o 15 minutos

Los cometas, en su órbita alrededor del Sol, dejan a su paso una estela de hielo, polvo y rocas. La Tierra, en su recorrido anual alrededor de la estrella, cruza estas nubes de pequeñísimas partículas, llamadas meteoroides. Cuando estos atraviesan la atmósfera terrestre, se produce una intensa fricción que origina los espectaculares trazos luminosos que vemos surcando el cielo.

Durante estos días, estamos atravesando la nube de partículas que el cometa Thatcher (C/1861 G1) dejó tras de sí en su última visita al perigeo terrestre, en 1861.

Aunque es posible que desde mediados hasta finales de abril veamos alguno de estos meteoros desintegrarse en la atmósfera, el máximo de la lluvia de estrellas tendrá lugar la noche del martes 21 al miércoles 22 de abril, a partir de las 23:00 horas.

Además, esa noche, la Luna nueva estará de nuestra parte, para facilitarnos la hazaña de ver alguna “estrella fugaz”.

Las lluvias de meteoros reciben sus nombres de la constelación de la que parece que emanan. Las Líridas se llaman así porque su radiante (el punto del que parecen proceder) se encuentra en la constelación de la Lira, que podremos identificar porque contiene a la estrella Vega, una de las más brillantes del cielo nocturno.

Como curiosidad, en la película Contact, la señal extraterrestre que recibe el personaje interpretado por Jodie Foster proviene desde esa brillante estrella.

Pero no será necesario que miremos hacia ella para tener la oportunidad de pedir nuestros deseos. Bastará con que fijemos nuestra vista en un punto cualquiera del firmamento y esperemos, pacientemente unos minutos.

A lo largo del año puede haber hasta 50 lluvias de meteoros, pero las más significativas son las Cuadrántidas, las Perseidas y las Gemínidas.

Durante la tarde previa al máximo de las Líridas, a partir de las 20:05 h (hora peninsular) el astrónomo del IAC y administrador del Observatorio del Teide, Miquel Serra-Ricart, hablará sobre ellas en una charla del ciclo #IACUniversoEnCasa.