Hay que reconocer que Xiaomi este año nos tiene completamente desconcertados cuando miramos a su gama de smartphones. No solo han escindido a Redmi y la han convertido en una nueva marca dentro de Xiaomi, sino que además han lanzado más versiones que nunca de algunos modelos, como por ejemplo el Xiaomi Mi 9, que tiene nada menos que cinco modelos diferentes. Dos de ellos son los Xiaomi Mi 9T y Mi 9T Pro, y parece que esta denominación va a calar dentro de la firma china, ya que ahora hemos conocido que estarían preparando un Redmi Note 8T, una variante del modelo lanzado hace unas semanas, y que ofrecerá unos cambios sutiles pero importantes en su configuración.

Características del Redmi Note 8T

Ha sido un leakster asiático el que ha desvelado el idéntico aspecto de este nuevo modelo a través de un tuit. En él se puede ver a la izquierda al nuevo Redmi Note 8T, y a la derecha al Redmi Note 8 original. Como se puede observar, los dos teléfonos son exactamente iguales por fuera. Tenemos la misma cámara cuádruple en el mismo lugar, el lector de huellas también detrás, o el logotipo de Redmi en la parte inferior colocado de la misma manera. Pues bien, parece que hay una diferencia importante entre ambos teléfonos, de hecho no tendría sentido si no fuera así. Se trataría de la conectividad NFC, que sí estaría integrada en el nuevo modelo.

 

Quien ha filtrado estas imágenes ha desmentido rotundamente que el nuevo modelo vaya a tener como procesador el Snapdragon 730G, en lugar del Snapdragon 665 con el que cuenta el modelo original. Por tanto, no se aprecian cambios importantes entre los dos móviles, salvo esa conectividad NFC que nos permitiría poder pagar con el teléfono en miles de establecimientos. Algo que por otro lado no sabemos si justifica un nuevo modelo, por lo que hay algo que desde luego no nos cuadra, pero para lo que tendremos que esperar a su lanzamiento para comprobarlo.

Recordemos que el Redmi Note 8 cuenta con una pantalla de 6.3 pulgadas con resolución Full HD+ y notch en forma de gota de agua. Además cuenta con una gran cámara de fotos cuádruple, que ofrece cuatro sensores, liderados por uno de 48 megapíxeles principal, y acompañado de otros tres de 8, 2 y 2 megapíxeles. La batería es de 4000mAh, siendo compatible con carga rápida, mientras que de momento su software es Android 9 Pie bajo la capa MIUI 11 de Xiaomi.

En las versiones del Xiaomi Mi 9 con la letra T al final de su nombre hemos visto cambios más sustanciales, pero como os decíamos, este de la conectividad NFC se nos antoja bastante limitad para lo que realmente debería justificar el lanzamiento de un nuevo modelo. No habría que descartar el cambio del procesador, e incluso de la cámara, pudiendo adoptar hasta el sensor de 64 megapíxeles que ya han estrenado otros móviles de la marca.