Sin duda 2020 va a ser el año de los teléfonos con pantalla flexible y plegable, porque si en 2019 conocimos los primeros modelos de este tipo son un precio fuera del alcance de la mayoría, esto podría cambiar en los próximos meses, con la presentación de nuevos dispositivos de este tipo, que podrían contar con un diseño más práctico y un precio bastante más ajustado de lo que estamos acostumbrados. Precisamente uno de esos móviles sería de Samsung, y podría presentarse dentro de un mes, en el evento Unpacked donde también esperamos que se presenten los Samsung Galaxy S11, o también conocidos como S20.

Samsung Bloom sería su nombre

No es la primera vez que escuchamos detalles acerca de un nuevo móvil plegable de los coreanos, pero sí que vemos una imagen que se atribuye directamente a este teléfono, y además con un nombre completamente novedoso. Y eso es precisamente lo que hemos conocido ahora, una imagen, que hay que decir tiene una calidad pésima, pero que deja entrever lo que será el nuevo móvil plegable de la firma surcoreana. Parece ser que el terminal habría sido mostrado por Samsung de manera privada durante el CES 2020 de Las Vegas celebrado esta misma semana.

 

Por tanto la imagen habría sido extraída de una de estas demostraciones del nuevo teléfono de Samsung. Y de la imagen, a pesar de su lamentable calidad, se pueden sacar algunas conclusiones interesantes. La primera es que el nuevo teléfono plegable de la marca tendría un nombre diferente al esperado, y sería el Samsung Galaxy Bloom, tal y como vemos en la propia imagen, en lo que parece ser el nombre de Samsung con la misma tipografía que suele usar la marca en sus mensajes de Marketing. En la pantalla del teléfono vemos además un fondo bastante similar al que hemos conocido en otras promos de la marca.

Pero lo más interesante es ver a groso modo el aspecto del nuevo móvil plegable de la firma. Porque este no tendría el formato del Galaxy Fold, que se abre como un libro, sino que sería similar al estrenado por el Motorola Razr, tipo concha, pero con una pantalla que se dobla por la mitad, gracias al panel flexible. Lo que también podemos ver es una cámara de fotos en la esquina superior trasera, que parece dual y orientada de manera horizontal. De hecho nos recuerda a la del iPhone 8 Plus. Lo que no se aprecia es si una vez cerrado, en la parte del terminal que no se muestra en la imagen, hay una pantalla secundaria, todo apunta a que sí, tal y como se pudo ver en una imagen anterior, que podría ser de este mismo móvil.

Este móvil se presentaría en el mes de febrero, y además de con este sorprendente formato de pantalla, contaría además con un precio mucho más ajustado que el Galaxy Fold. Ya que si este se movía en los 2.500 euros, este nuevo modelo tendría un precio similar a los otros topes de gama, rondando los 1.000 euros. Por tanto, junto con el Razr, podría ser uno de los primeros móviles de pantalla flexible que se vendan masivamente.