Hace ahora prácticamente un año que Estados Unidos promovía el veto a varias empresas chinas con las que las firmas norteamericanas tampoco podían hacer negocios. Una de las más afectadas ha sido Huawei, que ha visto como con este veto le es imposible poder integrar en sus teléfonos los servicios y las apps de Google. Ahora el golpe para Huawei podría ser aún mayor, porque una de las posibilidades que abría el veto de Estados Unidos también afectaba al negocio de procesadores Hisilicon Kirin, que desarrolla y fabrica la propia Huawei pero que utilizan núcleos de TSMC, sin los que es imposible crea este tipo de procesadores. Ahora Estados Unidos endurece su mensaje y veta también los negocios de TSMC con Huawei.

Un golpe aún más fuerte para Huawei

Si la empresa china ya había sufrido un duro golpe con la imposibilidad de contar con Google a la hora de integrar software en sus móviles, en este caso el problema es al menos igual de grave. Porque Estados Unidos ha prohibido a TSMC, la firma taiwanesa de semiconductores, proveer a Huawei de los componentes necesarios para poder fabricar sus propios procesadores, como es habitual en los terminales de la marca china. Esto es un duro golpe, ya que al menos de momento esto deja sin margen de maniobra a Huawei cuando hablamos de integrar sus propios procesadores. Las alternativas de momento para la firma china son difíciles, porque los proveedores de procesadores más grandes del planeta también tienen intereses con Estados Unidos, como son Samsung o el caso de Qualcomm por razones obvias.

Procesador Kirin de Huawei | Huawei

Y lo mismo ocurre con MediaTek, el fabricante chino de procesadores, que también depende de los componentes de TSMC, por lo que se vería en la misma tesitura de tener que vetar las ventas a la firma china. De esta manera, si Huawei no encuentra una alternativa, estaríamos hablando de un daño incluso más grande que el sufrido por el veto de Google. Lógicamente sin los servicios y apps de la firma estadounidense se puede vivir, pero sin procesadores no. Lógicamente aquellos Kirin que ya han sido certificados y licenciados para su uso podrían seguir estando presentes en los móviles de Huawei, a priori, pero los nuevos desarrollos no podrían ver la luz.

Respuesta de Huawei

La firma china ha respondido al reto de Estados Unidos con un comunicado en el que lógicamente muestra su total desacuerdo con esta medida. En este comunicado, desde Huawei aseguran que la decisión tomada por el gobierno de los Estados Unidos es arbitraria y perniciosa, así como una amenaza para la industria tecnológica en todo el mundo.

 

Desde Huawei esperan sufrir un importante impacto en su negocio, como es lógico, pero que ya están intentando buscar soluciones. Lógicamente son las palabras que esperábamos escuchar, aunque de momento es difícil que Huawei pueda encontrar soluciones a corto y medio plazo en algo tan complejo como el desarrollo de unos procesadores que no dependan de los núcleos que provee TSMC.