YA ESTÁ A LA VENTA POR UN PRECIO MÍNIMO DE 1009 EUROS

YA ESTÁ A LA VENTA POR UN PRECIO MÍNIMO DE 1009 EUROS

Análisis del Galaxy S10+: un diseño mejorado y cinco cámaras para el nuevo buque insignia de Samsung

Durante los últimos días hemos podido probar de primera mano el nuevo terminal presentado por Samsung el pasado 20 de febrero en San Francisco y que supone el tope de gama de su oferta de móviles actualmente: el Samsung Galaxy S10+. Estas son nuestras conclusiones.

Nacho G. Hontoria | @nachoghontoria | Madrid | 07/03/2019

Samsung ha querido celebrar su décimo aniversario en el mercado con el lanzamiento de una nueva serie de terminales de la gama S10, además del plegable y del 5G, como te contamos aquí, y hemos podido trastear con el S10+ desde el pasado 24 de febrero. Así lo hemos probado.

Pantalla

La pantalla con la que viene equipado este S10+ tiene 6,4 pulgadas, un tamaño que se hace bastante cómodo para trabajar con el terminal con una sola mano aunque ya está en el límite en el que hay que hacer un pequeño escorzo con el dedo pulgar para poder acceder a la parte superior de la pantalla, pero está dentro de lo razonable y aceptable. Además, este S10+ mantiene la pantalla curva que Samsung viene utilizando desde el S6 Edge y que tan buenos resultados da. Esta vez no es una excepción.

Los últimos modelos de móvil presentados por Samsung | Reuters

El porcentaje útil de la pantalla asciende hasta el 88,9% según GSMArena y la resolución que viene pre-configurada es la WQHD+ de 3040 x 1440 píxeles. En este sentido, hemos de decir que es más que suficiente. La calidad en la visualización de los distintos colores es muy buena, aunque en algunas aplicaciones, como Instagram, esta resolución hará que las letras sean bastante pequeñas. Si te pasa esto, con la resolución FHD+ de 2280 x 1080 píxeles vas más que sobrado.

Por ponerle un pero a la pantalla: si usas el teléfono en el exterior y llevas unas gafas de sol polarizadas se hace muy complicado ver la pantalla. La mayor parte de esta review con fotos en el exterior se tuvo que realizar sin gafas de sol.

Por otra parte, haber eliminado el ‘notch’ y haberse pasado el ‘punch hole’ con una cámara para selfies de 10 megapíxeles y f1.9 de apertura y la otra de 8 megapíxeles y f2.2 ha sido todo un acierto. La experiencia de ver la pantalla al completo, con pocos milímetros de biseles, es bastante positiva, sobre todo a la hora de visualizar vídeos o de jugar.

Otra configuración que nos ha gustado especialmente es la opción de personalizar determinados aspectos de la pantalla. Por ejemplo, podemos utilizar la opción de “pantalla edge” para acceder a determinadas aplicaciones favoritas con tan solo deslizar el dedo de derecha a izquierda. También podemos personalizar cómo queremos visualizar la barra de navegación, si con los típicos botones o a través de gestos para tener más espacio en la pantalla.

Formas de configurar la barra de navegación | Coveritmedia

Cámaras fotográficas frontales

Uno de los mayores avances que el S10+ tiene respecto a sus predecesores es la calidad que atesoran sus cámaras fotográficas, así como el número de estas. En la frontal tiene dos sensores para selfies que han conseguido el primer puesto en la clasificación de DxOMark Selfie, un estándar en el sector para la medición y clasificación de cámaras, lentes y la calidad de imagen de los smartphones, con una nota de 96/100.

Con los dos sensores para selfies se pueden hacer fotos como esta:

Selfie con el S10+ | Coveritmedia

Como se puede comprobar, el efecto ‘bokeh’ o desenfoque del fondo es bastante dinámico y la calidad que aportan los 10 y 8 megapíxeles respectivamente se notan. Además, puedes probar entre varios tipos de desenfoque dentro del modo “enfoque dinámico”, como “desenfoque”, “girar”, “zoom” y “área de color”. Como son los mismos tipos de enfoque dinámico que en los sensores traseros, veremos más adelante cómo quedan.

Uno de los problemas fundamentales a la hora de hacer un selfie es que no nos llega el brazo al botón. En este caso, esto lo podemos solucionar fácilmente llamando a Bixby, el asistente de voz de Samsung. Con tal solo decir “Hi, Bixby, haz una foto”, problema resuelto.

Por último, también se pueden hacer fotografías, tanto con los sensores delanteros como traseros, y que estas vayan directamente a la interfaz de las Stories de Instagram. Sin duda un acierto, ya que nos ahorra algún que otro paso.

Sensores fotográficos traseros

La joya de la corona del S10+ son sus tres sensores fotográficos traseros, cada uno con una función específica pero que le dan al terminal una potencia fotográfica al nivel de los mejores del mercado. Sin embargo, es cierto que, a nivel de interfaz y de software, no aporta demasiada novedad respecto a lo que ya habíamos visto en las cámaras de los Samsung A7 y A9, pero vayamos modo a modo, exceptuando el de Instagram, que no tiene mucho más misterio.

El modo “comida” te da la opción de usar un desenfoque radial para hacer tu foto. ¿Esto para qué sirve? Básicamente para enfocar el centro del plato de comida que vayas a fotografiar y desenfocar el resto, dándole así más protagonismo al plato. También puedes seleccionar el tono que le quieres dar a la foto, desde uno más frío hasta otro más caliente. Mira estos ejemplos.

Modo comida con filtro cálido | Coveritmedia

Modo comida con filtro frío | Coveritmedia

El modo “panorámica” tampoco tiene mucho más misterio salvo la buena estabilización óptica que aportan los tres sensores. Eso sí, no se puede ni acercar ni alejar en el modo panorámico.

Panorámica de Barcelona | Coveritmedia

El modo “pro” está pensado para aquellas personas que controlen de fotografía y quieran sacar todo el partido a las configuraciones de los sensores. En este modo se podrá configurar desde la temperatura del color hasta la saturación pasando por el contraste, las sombras, el balance de blancos, el ISO, el enfoque o la apertura digital del diafragma. Ideal para utilizar con trípode y hacer, por ejemplo, fotografías con larga exposición.

En el modo “enfoque dinámico” es donde podemos jugar mejor con los fondos de fotos que nos propone Samsung. Todos ellos los puedes configurar para que tengan más o menos presencia en la fotografía aunque, eso sí, aún no entran en juego otros parámetros de las cámaras traseras que veremos a continuación. Aquí tienes unos ejemplos de cómo son estos enfoques dinámicos:

Desenfoque

Desenfoque | Coveritmedia

Girar

Girar | Coveritmedia

Zoom

Zoom | Coveritmedia

Área de color

Área de color | Coveritmedia

¿Son realmente útiles estos enfoques dinámicos? Bueno, nuestra opinión es que no molestan y que te ahorran tener que estar pensando en que si enfocas el primer plano se desenfocará lo de atrás, el cómo quedará, etc. Así lo ves directamente en pantalla gracias a la inteligencia artificial y no hay lugar a dudas.

En el modo “foto” es donde podrás usar todos los sensores de la parte trasera del S10+. Con el modo X0,5 estarás utilizando el gran angular, que amplía hasta los 123 grados de apertura y funciona realmente bien. Aquí unos ejemplos.

El modo X1,0 es, digamos, el modo normal, sin ningún tipo de zoom añadido. Por último, el modo telefoto X2,0, que puede llegar hasta X10,0, aunque, como es lógico, la imagen aparezca pixelada.

Gran angular, modo normal y telefoto | Coveritmedia

Por último, en cuanto a los modos de vídeo, nos ha gustado especialmente la opción de “superestable”, que le da un toque a los vídeos bastante profesional, aunque echamos de menos que, al activarlo, también se puedan seguir utilizando los distintos tipos de zoom.

Por acabar con los sensores fotográficos, otras opciones que nos han gustado ha sido que, en función del zoom que vayas seleccionando te va cambiando de sensor de manera automática sin que te des cuenta, pudiendo así pasar del telefoto al gran angular en un abrir y cerrar de ojos. Sin embargo, para pasar de los sensores frontales a los traseros sí notamos que la transición es un poco más “dura”.

Otras características

Sensor de huellas por ultrasonido: está incorporado en la propia pantalla y podemos corroborar que funciona bastante bien y es de los más rápidos que existen actualmente en el mercado.

Bixby: como comentábamos en este artículo sobre el asistente virtual de Samsung, ya se puede usar en castellano y, aunque es bastante útil a la hora de ordenarle comandos para manejar el propio teléfono, como “haz una foto”, “pon una alarma” o “envía un mensaje”, es cierto que aún le queda bastante recorrido y mucho aprendizaje para ser una herramienta muy útil y que puede cambiar el sector de los asistentes virtuales.

Batería: con la batería de 4100 mAh da más que suficiente para pasar el día y llegar a la noche con algo de batería. Además, el cargador de carga rápida permite que puedas recargar la batería entera prácticamente en 1 hora y media, y, casi lo más importante, pasa de 0 a 20% en menos de 20 minutos.

Además, si tienes varios dispositivos compatibles con el S10+, como un smartwatch de Samsung, puedes activar la opción “Wireless Power Share” y transferirás batería de un dispositivo a otro. Compartir es vivir. También puedes modificar el comportamiento de la batería para que te dure más a través de “mantenimiento del dispositivo” > “batería” > “modo de rendimiento”.

Conclusión: en definitiva, el Samsung Galaxy S10+ cumple con las expectativas de ser un móvil de gama alta y con la versión de 12 GB de RAM y 1TB de almacenamiento (en la versión cerámica) puede ser uno de los mejores terminales móviles que veamos durante este 2019. Tanto el sonido como el sensor de huellas funcionan especialmente bien y los sensores fotográficos, aun no aportando una novedad muy disruptiva, te dan posibilidades muy amplias para jugar con ellos y hacer fotos muy chulas.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.