No cabe duda de que la cara menos amable de los wearables, y de prácticamente cualquier dispositivo electrónico, es la necesidad de tener que recargar la batería cada poco tiempo. Los smartwatches tradicionales, que cuentan con una pantalla de alta resolución y todo tipo de conectividad, no aguantan mucho más allá de un par de días encendidos con un uso moderado. Luego tenemos el ejemplo de otros relojes, como por ejemplo el Amazfit Bip, que ofrece hasta 45 fías de autonomía con una sola carga, dependiendo eso sí del uso que hagamos de él. Y ahora, en lo alto del pódium, tenemos a este nuevo reloj híbrido que ha llegado a su campaña de Kickstarter. En ella, destaca que puede contar con una autonomía infinita, que le permite no tener que nunca más desde que lo sacamos de la caja.

Su gran virtud, no necesita recargarse

Los creadores de este SuperCharger² no han inventado la rueda, ni mucho menos. Pero sí que han aprovechado un mecanismo que estaba presente en muchos relojes tradicionales, y lo ha transformado para poder alimentar a un reloj inteligente. Porque aunque no sea un smartwatch tradicional, este SuperCharger² es un reloj inteligente, de los denominados híbridos. Algo que no parece dado su exquisito diseño exterior, digno de los mejores relojes suizos, que precisamente es de donde viene el interesante mecanismo de este reloj. La clave de este reloj es que puede generar de manera autónoma la energía eléctrica necesaria para poder mantener en funcionamiento su electrónica.

De hecho es capaz de convertir la energía cinética en electricidad, por lo que con el propio movimiento del reloj se pueden mantener todos sus sistemas encendidos. Es sorprendente todo lo que se puede llegar a alimentar con este sistema. Porque este reloj cuenta con los tradicionales sensores que nos permiten conocer todos los detalles de nuestra actividad física. Incluso tenemos conectividad GPS para poder registrar todos nuestros desplazamientos y sesiones de deporte al aire libre mediante cualquier deporte. Como hemos visto por ejemplo en los Withings Move, la esfera cuenta con otra más pequeña, que sirve como método para saber si hemos alcanzado el objetivo de ejercicio diario adoptado. Siendo la esfera siempre el 100% de ese objetivo que hemos elegido alcanzar cada día.

Este reloj además de contar con unos excelentes acabados, permite nadar con él, ya que se puede sumergir sin problema alguno hasta 50 metros. La correa de este reloj además es respetuosa con el medio ambiente, ya que está confeccionada de productos plásticos recogidos en el mar y reciclados. Este reloj se conecta permanentemente mediante bluetooth al móvil, donde podemos instalar una app compatible con Android e iOS. El SuperCharger² ha completado ya su objetivo de financiación en Kickstarter, donde ya lo podemos comprar. A un precio de 174 euros al cambio, en su versión básica. La entrega de este reloj se espera que se produzca en enero de 2020. Sin duda estamos ante uno de los relojes más interesantes del año, sobre todo por prescindir de las recargas de batería, un elemento esencial en todo wearable.