TecnoXplora » Gadgets

TECNOLOGÍA PARA MANTENERTE DESPIERTO MÁS HORAS

Si te gusta vivir la noche, esta tecnología te quita el sueño

Dispositivos como la máscara Somneo Sleep Trainer o procesos como la estimulación transcraneal de corriente directa consiguen que, en apenas unos minutos, cuerpo y mente descansen. La tecnología al servicio de los que no quieren ver cómo la vida se escapa entre cabezada y cabezada.

Máscara de sueño

Somneo Máscara de sueño

Publicidad

Con tantas cosas por hacer y tantas experiencias por vivir, a muchos les resulta cada vez más improductivo perder un tercio de su vida durmiendo. Preferirían no necesitar seis u ocho horas de sueño para seguir activos, charlar con nuevas personas, conocer nuevos lugares o trabajar más tiempo en un proyecto ilusionante.

Nuestro organismo necesita tomarse un respiro demasiado a menudo. Distintos estudios han probado que la costumbre de destinar al sueño un tercio de las 24 horas que tiene un día es algo bastante reciente. No obstante, a nosotros nos han enseñado que si no descansamos como es debido, no estaremos lo suficientemente lúcidos ni dispondremos de nuestras capacidades físicas y mentales al cien por cien. Pero esto ha cambiado gracias a una tecnología de origen militar.

El objetivo que ha dado pie ha estos avances no es otro que reducir el tiempo de descanso de los soldados todo lo posible, y conseguir los mismos resultados que si hubieran dormido cual bebés durante toda la noche. De ahí que las investigaciones que se dan en este campo las lidere la famosa agencia DARPA, el laboratorio de I+D del ejército de Estados Unidos.

En colaboración con este departamento, la compañía Advanced Brain Monitoring ha creado Somneo Sleep Trainer, una máscara que nos aisla totalmente de cualquier distracción sonora o visual y que controla las distintas fases del sueño. Está diseñada para que permanezcamos más tiempo en aquellos momentos del sueño en los que nuestro cuerpo más descansa, para que en apenas 60 o 90 minutos podamos despertar totalmente frescos y con las pilas de nuevo cargadas.

Este dispositivo que cubre la parte superior del rostro, las orejas y parte de la cabeza de quien lo porta, incorpora un elemento encargado de calentar la zona que rodea los ojos, ya que se ha demostrado que el calentamiento facial induce al sueño. Además, incorpora una pequeña luz cuya luminosidad va aumentando a medida que se acerca la hora de despertar, anulando así la melatonina, la hormona del sueño, de forma que contribuye a que despertemos menos aturdidos.

El objetivo no es otro que controlar con la mayor precisión los tramos del sueño para que pasemos de puntillas por la fase 1, poco beneficiosa para nuestro descanso, y entremos lo antes posible en la fase 2. En ella habremos de permanecer el tiempo necesario para que nuestros músculos fatigados se recuperen y se reestablezcan nuestras capacidades mentales.

Somneo Sleep Trainer incorpora una tecnología que detecta cualquier cambio en los distintos tramos del descanso, para que podamos disfrutar de 20 minutos de sueño profundo y placentero, ni uno más ni uno menos. El tiempo comienza a contar cuando el sistema detecta que ya estamos profundamente dormidos, y la alarma se activa si monitoriza que nos acercamos peligrosamente a la fase 3 (la famosa fase REM).

Atrás quedaron los estimulantes, que no lograban sino a retrasar lo inevitable y darnos algo de tregua hasta que nuestro cuerpo no pudiera más. Ahora de lo que se trata es de conocer nuestras fases de descanso para sacar más partido a aquellas en las que nuestro organismo realmente se repone, y no perder el tiempo en la que no reportan beneficio alguno.

Conociendo nuestras fases de descanso

Para lograr este descanso más eficiente ya se han comenzado a utilizar técnicas como la estimulación magnética transcraneal (conocida como TMS) o la estimulación transcraneal de corriente directa (tDCS). Este último es uno de los tratamientos más avanzados en este campo. De lo que se trata es de provocar, a través de corrientes eléctricas, un breve hormigueo en la corteza prefrontal dorsolateral de nuestro cráneo para que, en apenas 30 minutos, podamos estar totalmente descansados y despejados.

Por su parte, la TMS podría lograr, a través de la inducción en nuestro cerebro de oscilaciones de ondas cortas, mandarnos a un sueño profundo con solo encender un interruptor. Con estas ondas alcanzan la parte de nuestro cerebro donde se genera el sueño, para que luego se propagen por el resto del mismo y nos trasladen rápidamente a un sueño profundo. Al contrario de lo que ocurre con la máscara Somneo Sleep Trainer, que provoca un sueño más ligero, esta técnica actúa de forma inmediata para llevarnos directamente a la fase en la que nuestro organismo más descansa.

A la inmensa mayoría de nosotros, reconozcámoslo, nos encantaría no ver cómo un tercio de nuestra vida se esfuma mientras estamos tumbados en la cama, en el sofá o echando la siesta en cualquier parte. Ojalá pudiéramos librarnos de las ocho horas de sueño necesarias para nuestro descanso sin que ello, por supuesto, tuviera efectos negativos. Tampoco podemos olvidar que sin el descanso adecuado, somos presa fácil para ciertas enfermedades crónicas.

Quienes seguro que agradecerán estos avances serán todas aquellas personas que padecen insomnio y no pueden descansar adecuadamente. Así que, como primer paso, consigamos que ellos puedan dormir a pierna suelta, y luego ya será el turno de aquellos que quieren sacar partido a la noche. Lo primero es lo primero.

Publicidad