En los últimos años las cámaras de seguridad se han convertido en dispositivos de lo más populares para vigilar nuestro hogar. Las tenemos de todo tipo, desde aquellas que se colocan sobre cualquier mesa o mueble, a aquellas que tiene aspecto y funciones de timbre, o las clásicas que se colocan en las esquinas exteriores de casa para tener controlado el jardín. Pues bien, hoy nos fijamos en una interesante cámara de seguridad que tiene aspecto y funciones de cargador USB, de tal manera que su presencia es de lo más discreta posible. Vamos a conocer sus características como cámara de vídeo enfundada en un cargador USB.

Características de NOIR, el cargador USB con cámara de seguridad

Los cargadores USB se han convertido en objetos habituales en el paisaje de nuestro hogar. Con ellos cargamos multitud de dispositivos y están repartidos por todo el hogar, por lo que este nuevo cargador con cámara de vídeo incorporada pasará completamente desapercibido para la mayoría de los habitantes o visitantes de la casa. Este dispositivo se llama NOIR, y nos ofrece una manera distinta de tener controlado nuestro hogar a través de una cámara de vídeo. Tiene la apariencia de un cargador USB, pero en realidad integra una cámara de vídeo Full HD.

El cargador tiene un aspecto discreto, e integra la cámara de vídeo justo encima del conector USB. Esta además de contar con resolución de 1080p, puede enviar vídeo en tiempo real a nuestro Smartphone u ordenador, gracias a la conectividad inalámbrica. Esta cámara además es capaz de captar movimiento delante de ella, con el objetivo de grabar solo aquellos episodios en los que ocurra algo reseñable delante de ella. Lo más normal es que se grabe el paso de nuestras mascotas, pero también podría captar la intrusión de alguien en nuestra casa, o el comportamiento anómalo de algún miembro de la familia, nunca se sabe.

Esta cámara cuenta con un ángulo de visión de 75 grados, por lo que tenemos una visión panorámica ante nosotros que permite captar movimiento en un área más grande de la estancia donde se encuentra. Si tenemos varios cargadores NOIR por la casa, también podemos obtener la función de multicámara, cambiando fácilmente de una a otra o viendo la señal de varias a la vez. Como es lógico, al ser un cargador que va enchufado a la corriente, no necesita batería alguna, por lo que no hay que preocuparse de este aspecto. A diferencia de otros dispositivos de seguridad, en este caso no hay ningún tipo de suscripción mensual que pagar tanto para acceder a la web como a la app para ver los vídeos grabados. Cuenta con una ranura para tarjetas microSD donde guardar los vídeos.

Esta cámara de vigilancia disfrazada de cargador USB ha llegado a Indiegogo, donde quedan ya pocas horas para que acabe su campaña En ella puedes comprar uno de estos cargadores con cámara por 62 euros la unidad, comenzando a entregarse el próximo mes de octubre. Hay que estar atentos al tipo de enchufe con el que se vende, porque es el que se usa habitualmente en los hogares norteamericanos.