La lengua de signos se ha normalizado en nuestra sociedad y en muchos actos cotidianos en los últimos años. No son pocas ya las retransmisiones que se hacen simultáneamente con lengua de signos, incluso las películas o series que se ofrecen en esta lengua para personas con problemas de audición. Hoy hemos conocido un dispositivo que podría facilitar mucho las cosas a todas las personas que hacen uso de esta lengua, tanto las que la utilizan para expresarse como para esas personas que la utilizan para poder comunicarse con personas sordomudas. Se trata de un curioso guante que puede convertir todos estos signos en texto en tiempo real.

Una tecnología muy económica

Han sido los investigadores de la Universidad de UCLA los que han desarrollado este guante que traduce la lengua de signos en tiempo real. Este guante colocado en la mano de una persona que se está expresando en la lengua de signos puede comunicarse en tiempo real con nuestro teléfono y transmitir qué es lo que sus gestos nos están diciendo. Gracias a los sensores de movimiento integrados en el guante es posible interpretar en tiempo real todo lo que está expresando esa persona.

De esta forma a la vez que está haciendo los signos, su significado se va mostrando en tiempo real en la pantalla del teléfono como si lo estuviéramos introduciendo con el teclado del teléfono. De tal manera que el discurso de una persona en lengua de signos se puede almacenar en tiempo real en el terminal. Esto lógicamente abre la puerta a muchas utilidades que se les podrían dar a estos guantes para poder normalizar el uso de la lengua de signos en el ámbito digital. Los sensores con los que cuentan estos guantes tienen forma de hilo que se puede estirar, y que es capaz de interpretar en tiempo real cuáles son las palabras que están expresando sus movimientos.

Estos sensores van conectados a una unidad central que interpreta esos movimientos y los envía en forma de texto a otro dispositivo mediante conectividad inalámbrica. La velocidad a la que puede transcribir esta lengua de signos es de unas sesenta palabras por minuto. Y es capaz de reconocer hasta 660 signos de este lenguaje con una precisión del 98.63%. No se trata del primer dispositivo de este tipo que se desarrolla, pero la diferencia en este caso reside en lo económico del proyecto. Ya que solo las piezas para poder fabricar el guante tienen un coste de unos 50 dólares, que sería bastante inferior en el caso de producirse en masa.

Aunque la comunidad de personas sordas no ha recogido con gran entusiasmo este guante, la realidad es que en el marco educativo podría tener un gran futuro, pudiendo facilitar el aprendizaje de esta lengua de signos para muchas más personas con la ayuda de este tipo de gadgets. Sin duda estamos ante un interesante gadget que como decimos puede beneficiar a todos, tanto para quienes necesitan expresarse en esta lengua como para quienes quieren entenderlos.