EL SUELO SE ABRE EN UN PRECIPICIO DE HASTA 9 METROS DE PROFUNDIDAD

EL SUELO SE ABRE EN UN PRECIPICIO DE HASTA 9 METROS DE PROFUNDIDAD

Hallan una grieta gigante en Arizona, junto a la frontera entre EEUU y México

Los científicos descubren una grieta gigante de más de tres kilómetros en el desierto de Arizona, justo en una zona que está a sólo 200 kilómetros de la frontera entre Estados Unidos y México.

Tiene más de tres kilómetros de longitud y se extiende a lo largo del desierto de Arizona. Los científicos aseguran que esta enorme grieta que se ha abierto entre EEUU y México podría ganar hasta tres metros de anchura, hasta crear un peligroso precipicio.

El fenómeno geológico lo descubrieron por primera vez en 2014 gracias a Google Earth, pero ahora un equipo científico ha visitado el lugar para desvelar in situ la magnitud de la grieta.

Sorprende, además, la ubicación de la misma: está en el área de las colinas Tator (Tator Hills), a sólo 20 kilómetros de la ciudad de Arizona y a escasos 200 kilómetros de la frontera de EEUU con México.

Los científicos del Servicio Geológico de Arizona aseguran que su extensión y anchura ya representa un peligro para el tráfico de coches, el ganado o para aquellas personas que vayan a pie por la zona. No en vano, la altitud del hueco en la tierra puede llegar en determinadas áreas de rotura hasta los 9 metros del suelo del desierto al vacío de la grieta.

El origen de este fenómeno, dicen, es por las extracciones en busca de agua que agricultores y otras empresas practican en esa zona. La acción humana abriría una serie de huecos en el suelo que luego se agrandarían por las fuertes lluvias.

Tiene más de tres kilómetros de longitud y se extiende a lo largo del desierto de Arizona. Los científicos aseguran que esta enorme grieta que se ha abierto entre EEUU y México podría ganar hasta tres metros de anchura, hasta crear un peligroso precipicio.

El fenómeno geológico lo descubrieron por primera vez en 2014 gracias a Google Earth, pero ahora un equipo científico ha visitado el lugar para desvelar in situ la magnitud de la grieta.

Sorprende, además, la ubicación de la misma: está en el área de las colinas Tator (Tator Hills), a sólo 20 kilómetros de la ciudad de Arizona y a escasos 200 kilómetros de la frontera de EEUU con México.

Los científicos del Servicio Geológico de Arizona aseguran que su extensión y anchura ya representa un peligro para el tráfico de coches, el ganado o para aquellas personas que vayan a pie por la zona. No en vano, la altitud del hueco en la tierra puede llegar en determinadas áreas de rotura hasta los 9 metros del suelo del desierto al vacío de la grieta.

El origen de este fenómeno, dicen, es por las extracciones en busca de agua que agricultores y otras empresas practican en esa zona. La acción humana abriría una serie de huecos en el suelo que luego se agrandarían por las fuertes lluvias.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.