EL 25-S, EN GRÁFICOS

EL 25-S, EN GRÁFICOS

El PP ha logrado la mayoría absoluta en seis de las nueve elecciones gallegas

La historia dice que Galicia es uno de los bastiones del Partido Popular, pues ha sido el partido más votado en las nueve elecciones autonómicas celebradas en democracia. De hecho, ha logrado mayoría absoluta en seis de las nueve citas electorales.

Sólo ha habido dos veces en las que no ha gobernado: la primera, en 1986, cuando prosperó una moción socialista contra el presidente Fernández Albor, y la segunda, en 2005, cuando el bipartito formado por PSdeG y BNG acabó con 16 años de hegemonía popular.

Al presidente de la Xunta de Galicia se le elige igual que al presidente del Gobierno. A la investidura se presenta un candidato y los parlamentarios pueden votar a favor, en contra o abstenerse. Para salir elegido en primera votación, necesita mayoría absoluta. En la segunda, basta con mayoría simple, pero si durante dos meses ningún candidato logra el apoyo de la Cámara, se repetirían las elecciones.

MUCHOS PARTIDOS EN LOS AÑOS 80

La pluralidad de partidos de las primeras elecciones hizo que Gerardo Fernández Albor, primer presidente de la Xunta, necesitase la abstención de UCD para ser investido en segunda votación. Fue reelegido en las elecciones de 1985 pero su mandato apenas duró un año, ya que en 1986 prosperó una moción de censura del socialista Fernando González Laxe, con el apoyo de varios diputados escindidos de AP y CG.

A partir de entonces, Manuel Fraga fue el protagonista indiscutible de la política gallega tras obtener cuatro mayorías absolutas consecutivas. Además, en las elecciones de 1997 se dio un hecho inédito desde las primeras elecciones: el PSdeG no fue el segundo partido más votado. El BNG se impuso y consiguió 18 escaños, dejando a los socialistas con 15, una situación que, según dicen las encuestas, se podría volver a repetir en estas elecciones de la mano de En Marea.

En las elecciones de 2007, el PP se quedó a un escaño de la mayoría absoluta, lo que permitió al socialista Emilio Pérez Touriño hacerse con la presidencia de la Xunta gracias al apoyo del BNG.

Además, otra de las características de la política gallega desde los 90 es la ausencia de otros partidos que no sean PP, PSdeG y BNG. Esta tendencia se rompió en las últimas elecciones, con la entrada en el Parlamento de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), que logró nueve escaños.

| Madrid | 23/09/2016

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.