PRUEBA DE VERIFICACIÓN

PRUEBA DE VERIFICACIÓN

Ciudadanos no gobierna “por culpa de la ley electoral” y otras trampas del argumentario naranja tras el 21D

Albert Rivera o Inés Arrimadas insisten en que los "culpables" de que Ciudadanos no pueda presentarse a una investidura son el "hundimiento" electoral de sus posibles socios y la "injusta" ley electoral.

Arrimadas junto a Rivera la noche electoral
Arrimadas junto a Rivera la noche electoral | antena3.com

Carlos Orquín (@corquinor) / Miriam Ruiz Castro (@MiriamRuiz_)

En plena resaca de los atípicos comicios autonómicos en Cataluña, los partidos afinan sus argumentarios para pintar los resultados electorales del color que más satisfaga a sus intereses políticos. La cita con las urnas dio a Ciudadanos su primera victoria de la historia, pero a Inés Arrimadas no termina de salirle la suma para convertirse en presidenta de la Generalitat. Y en el partido naranja tienen ya sus culpables: el “hundimiento” de sus posibles socios y la “injusta” ley electoral.

Uno de los puntos fuertes en el argumentario de Ciudadanos tras el 21D es que sus resultados son un “hito sin precedentes” porque ha vencido por primera vez en Cataluña “un partido constitucionalista en 37 años de elecciones autonómicas”. Lo ha dicho Albert Rivera, que reseñó esta hipotética hazaña tras la primera reunión ejecutiva del partido en 2018, y también Inés Arrimadas en una entrevista en Telecinco dos días después, en la que dijo textualmente: “Nuestra victoria, aparte de ser histórica porque nunca un partido constitucionalista había ganado en escaños y en votos, es muy útil para que todo el mundo entienda que no toda Cataluña se quiere independizar”.

El partido naranja ha recurrido en varias ocasiones a esta fórmula interpretando que la antigua federación Convergència i Unió, que cosechó la mayoría de victorias electorales en las elecciones autonómicas hasta su disolución en 2015, no era “constitucionalista”. Lo hace a pesar de que el partido mayoritario de la unión, Convergència, no llevó en su programa la independencia de Cataluña hasta 2015, y por lo tanto hasta entonces había acatado siempre la Constitución. Sin embargo, aun aceptando esta premisa, sí hay un partido no nacionalista catalán que en dos ocasiones ganó las elecciones catalanas: el PSC.

Los socialistas ganaron las elecciones de 1999 (1.183.299 votos, 38,21% y 52 escaños) y 2003 (1.031.454 votos, 31,16% y 42) a CiU, aunque no superaron a CiU en escaños debido a la misma ley electoral de la que se queja Ciudadanos. Aquí es Albert Rivera quien tira de argumento engañoso, porque Arrimadas sí especifica que la victoria de Ciudadanos es “en escaños y en votos”. Desde Ciudadanos aseguran a El Objetivo que "el PSC de Maragall y Montilla fue en muchos aspectos más nacionalista que los nacionalistas" —porque pactó con ERC en el famoso tripartit—. El argumento tampoco se sostiene: ni el PSC ha dejado de acatar nunca las resoluciones del Tribunal Constitucional, ni ha defendido nunca la independencia de Cataluña ni nada que no sea el marco de la actual Constitución española de 1978.

EL “HUNDIMIENTO” DE PP Y PSC

En la misma entrevista más adelante, Arrimadas insistía aludiendo de nuevo al PP y al PSC: “Nosotros hemos hecho los deberes, hemos ganado las elecciones, cosa que no han hecho ellos nunca. Y ellos se han hundido y eso nos impide poder formar gobierno”. Esta afirmación forma parte del argumentario postelectoral de Ciudadanos, que también ha repetido el secretario de comunicación, Fernando de Páramo, usando una fórmula parecida en la Cadena Ser: “Yo entiendo que al Partido Socialista, con el peor resultado de su historia en Cataluña, no le interese hablar de Cataluña y hable de otros temas”. Pero una vez más, yendo al histórico de datos, se observa que el PSC no solo no se ha “hundido” como dice Arrimadas sino que aumentó sus resultados en un escaño, pasando del 11,74% de los votos (523.283) en 2015 al 13,85% en 2017 (606.659). El argumento es FALSO.

LA “INJUSTA” LEY ELECTORAL

Después del parón navideño, el vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, aseguraba en Los Desayunos de TVE que, “debido a la ley electoral, aquellos que tienen el 47% de los votos tienen mayoría de diputados”. Se refería así al modo en que nuestro sistema electoral convierte en escaños los votos obtenidos en los comicios, y que supone que las tres fuerzas independentistas —Junts Per Catalunya, ERC y CUP— hayan sumado menos de la mitad de los votos (el 47%) pero tengan mayoría absoluta en diputados (70 de 135).

Pero esa misma mañana también repetía el argumentario el líder del partido, Albert Rivera, desde la sede de Ciudadanos… y lo llevaba más allá. “Con la ley electoral injusta que tenemos y con el hundimiento del PP y el PSOE, son los separatistas los que están en condiciones de formar gobierno y no es el partido que ha ganado las elecciones”.

Y un día después hablaba por fin la candidata, Inés Arrimadas, que lo estiraba todavía más: “Tenemos una ley electoral que incluso ganando en votos las fuerzas que no apostamos por la independencia, no podemos gobernar porque hay una ley injusta que les da más escaños a ellos”. ¿Si Arrimadas no gobierna es por culpa de la ley electoral?

Son muchas las veces que Ciudadanos ha criticado que la actual norma electoral es injusta y poco proporcional en el reparto de escaños, como ya lo hicieron muchos otros partidos minoritarios antes —como Izquierda Unida o UPyD—. El motivo es que beneficia a los partidos más grandes, aquellos que logran más votos, y perjudica a los más pequeños. De hecho, en Cataluña los tres grandes beneficiados han sido JxC, ERC y la propia Ciudadanos, que han logrado 4, 2 y 1 diputados más, respectivamente, de los que les habría correspondido en un sistema de circunscripción única. Entre los perjudicados, PSC, Catalunya en Comú y la CUP, que han perdido 2 diputados cada uno, y el PP, que ha perdido uno.

En cualquier caso, con circunscripción única, ERC, JxC y CUP no tendrían mayoría absoluta en escaños… pero aun así Arrimadas no podría garantizarse “gobernar”, pues dependería de Catalunya En Comú Podem, de quienes ha dicho en esa misma entrevista: “Están siempre al lado de los independentistas y prefieren apoyar a Puigdemont que apoyar que vuelva la estabilidad”. Y no solo eso. Catalunya En Comú Podem ha repetido durante toda la campaña que en ningún caso haría presidenta a Inés Arrimadas. Culpar a la ley electoral de que Ciudadanos no "gobierne", teniendo en cuenta de que aun con un reparto con circunscripción única dependería del apoyo de CeCP, es un argumento ENGAÑOSO.

Carlos Orquín / Miriam Ruiz Castro | Madrid | 11/01/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.