Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

AMPLÍA SU PALETA DE COLORES

El Mazda CX-5 2020 aguanta el tipo poniéndose el día en tecnología y seguridad

Consciente del nivel de competencia reinante en el segmento de los SUV, la marca japonesa ha conseguido seguir la estela de sus rivales con un nuevo model year.

Mazda CX-5

MAZDA Mazda CX-5

Publicidad

Al Mazda CX-5 2020 le estaba costando un poco mantener el ritmo de un segmento tan competido como el de los SUV y para remediarlo la marca japonesa no ha necesitado ni un restyling. Con un nuevo model year ha introducido unos pequeños cambios que le permiten mantenerse al día, sobre todo en parcelas que avanzan constantemente como es la tecnología y la seguridad.

A simple vista el CX-5 2020 mantiene el tipo: Mazda no ha tocado sus dimensiones y apenas ha hecho retoques en el diseño exterior. Las pocas variaciones que se pueden apreciar llegan a través de una paleta de color que ha sido ampliada a diez tonos entre los que destaca el color gris ‘Polymetal Grey Metallic’.

Mazda CX-5
Mazda CX-5 | MAZDA

En el interior del Mazda CX-5 los cambios tampoco son muy radicales, pero sí se reconocen más fácilmente que en el exterior porque el SUV estrena pantalla central. Ahora el conductor podrá manejar el sistema de infoentretenimiento desde una superficie de 20,3 centímetros. Un crecimiento destacable si, además, tenemos en cuenta que ahora el nivel de información es mayor e incluye el funcionamiento de la mecánica o la visión exterior de 360 grados.

Más seguridad

A esto tenemos que añadir una mayor iluminación interior en LED y nuevos acabados para los asientos y las puertas, que ayudan a incrementar la percepción de calidad. En lo que a seguridad se refiere, Mazda ha puesto al día el sistema i-Activsense y con él se ha actualizado la frenada de emergencia automática. Gracias a esto y a la incorporación de una cámara específica, el CX-5 puede detectar peatones y otros obstáculos por la noche.

Mazda CX-5
Mazda CX-5 | MAZDA

Donde no han cambiado las cosas es en el apartado mecánico. El Mazda CX-5 2020 sigue ofreciendo la misma gama de motores de gasolina (2.0 Skyactiv con 165 CV, que ahora tiene un sistema de desconexión selectiva de cilindros, y el 2.5 Skyactiv con 194 CV) y diésel (el 2.2 Skyactiv de 150 CV y de 184 CV) que se pueden combinar con transmisiones manuales y automáticas así como con sistemas de tracción delantera y total. Eso sí, esta última ha recibido una pequeña puesta a punto para que el reparto de par entre las ruedas cuando alguna pierde motricidad sea más efectivo.

Publicidad