Esta es la historia de los antimilitaristas que aprobaron el mayor gasto militar de la historia de España desde 2008. No se habrán dado cuenta del hecho porque se han ocupado en ocultarlo todos los implicados. A nadie le interesa contar que después del ruido, las campañas de comunicación en contra, las acusaciones de militaristas a todo el mundo y las proclamas encendidas contra el gasto militar de Unidas Podemos se ha aprobado sin protestar el mayor presupuesto de Defensa de la historia de España después de 2008. El PSOE ha dictado y Unidas Podemos ha tragado en silencio aprobando los presupuestos con este incremento masivo.

Los datos son devastadores. El presupuesto del ministerio de Defensa es de 12.825 millones de euros, lo que supone un un aumento de las políticas destinadas a Defensa de un 25,8% hasta avanzar al compromiso alcanzado con la OTAN de destinar al gasto en Defensa el 2% del PIB en 2029. La dotación presupuestaria destinada a los programas especiales de modernización del armamento se han incrementado en un 72% respecto a lo presupuestado en 2022. Según el ministerio de Defensa: "El presupuesto del Ministerio de Defensa para 2023, sin los programas especiales de modernización, se cifra en 7.752 millones, un 6,5% más que en el ejercicio 2022, alcanzando los 7.923 millones, un 8,5% más que en este último ejercicio, si se incluyen los fondos europeos". Para entender el montante del gasto podemos conocer que el presupuesto de Defensa supone el mismo gasto que el de Educación y Sanidad juntos y 5.200 millones de euros más que el gasto en servicios sociales y promoción social, 4.200 millones más que la partida de promoción para el empleo, 9.000 millones más que acceso a la vivienda o 10.500 millones más que Cultura. Estas son las prioridades del gobierno más progresista de la historia.

No hace mucho tiempo, el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, compartía un mensaje en el que decía: "Es muy sencillo de entender. Lo que se gasta en tanques, no se gasta en hospitales”. Si atendemos a la coherencia y sencillez del mensaje concluiremos que lo aprobado por este gobierno es una ingente apuesta por los tanques en detrimento de los hospitales. "Nosotros tenemos claro que cada euro que se gasta en armas no se destina a proteger a las familias", decía Echenique sobre el aumento del gasto militar en los presupuestos mientras se debatía. Unos presupuestos que posteriormente aprobaron y votaron con ese gasto militar que va destinado a cumplir los compromisos de la OTAN sin poner ningún pero. Hubiera preguntado a Pablo Echenique, le pregunté de hecho, pero se ha negado a responder para aclarar cuál es su posición ante esta incoherencia. El aumento del gasto militar también fue aprobado por ERC, Más País y Bildu.

La política de Unidas Podemos en lo que respecta a la aprobación de leyes, medidas y políticas que no se corresponden con lo que aprobaría un gobierno de izquierdas se basa en hacer mucho ruido en redes, aprobarlo en silencio y esperar a que los medios de izquierdas, los pocos que hay, pasen por encima de las medidas sabiendo que la prensa conservadora nunca criticará que se aprueben medidas próximas a su ideario. No existe crítica por la izquierda a este gobierno de izquierdas, es algo completamente marginal, porque cualquiera entenderá que el aumento del gasto militar no es una medida progresista. Paradójicamente, la prensa de derechas nunca criticará que el Gobierno apruebe un incremento masivo del gasto militar, no lo alabará, pero no hará sangre de esa incoherencia porque le basta con que salga adelante con el mismo poco ruido que interesa a Unidas Podemos. Una entente cordial, aprueban lo que les interesa y no echan sal en la herida para no poner en riesgo que se apruebe.

El discurso público en redes y medios tiene poco que ver con lo que está pasando en realidad en las políticas públicas de defensa. Mucha virulencia contra el gasto militar, con la OTAN, pero políticas públicas de aumento del gasto y de implementación de políticas que consolidan la importancia y la presencia de España en la alianza atlantista. En esta legislatura se ha acordado el incremento militar de EEUU en la base de Rota, incumpliendo uno de los preceptos del referéndum que aprobó la entrada en la alianza militar, y se celebró en nuestro país la última cumbre sin que nadie del socio de coalición pusiera ningún problema y mantuvo silencio mientras se celebraba la reunión para no perturbar su buen funcionamiento.

El gobierno de España el año pasado vendió material militar de defensa en 2021 a Israel por valor de 13 millones de euros. Entre el material vendido está el consignado en el apartado 4 de la estadística que publica el ministerio de Comercio en lo que respecta al material de defensa de doble uso. Es decir, 13 millones de euros en bombas, torpedos, cohetes, misiles y cargas explosivas. Meses después de la venta de armamento el gobierno de Israel volvió a realizar una campaña de castigo contra Gaza que acabó con 24 muertos entre ellos seis niños. Otra venta importante fue la del envío de obuses de 155 mm a Arabia Saudí en el año 2021 por un valor de 63 millones de euros. Este gobierno envió obuses al sátrapa Bin Salman para masacrar al pueblo yemení en su guerra. Pero Echenique pondrá un meme.