UN ESTUDIO RECOPILA LOS ANIMALES QUE SABEN CONTAR

UN ESTUDIO RECOPILA LOS ANIMALES QUE SABEN CONTAR

Algunos de estos animales son mejores en matemáticas que tú

El número temático de una revista científica profundiza en las habilidades numéricas de animales de todo el espectro evolutivo.

Animales que cuentan
Animales que cuentan | Neil Conway I Flickr

Javier Pérez Rey | @javierperezrey | Madrid | Actualizado el 22/03/2018 a las 01:50 horas

No sólo los humanos nacemos de forma innata con sentido numérico, ya que es algo que se remonta a tiempos más antiguos que los primeros registros formales (hace 3.500 años en Mesopotamia). Según algunos estudios, este sentido llegó muchísimo antes que los símbolos (algunos remontan la fecha al Paleolítico Superior).

Este sentido también está presente en el mundo animal y ha sido explorado en el último número de Philosophical Transactions of the Royal Society B, en el que se recoge como animales de distintas especies son capaces de distinguir perfectamente una cantidad de otra.

La portentosa memoria de los chimpancés

Nuestros parientes cercanos son unos ‘cracks’ de las ‘mates’. Se les puede enseñar a asociar grupos de objetos con sus correspondientes números arábigos, concretamente hasta el 9). A veces hasta pueden poner en orden tres figuras en una esquina en la que aparezca el número tres o incluso cinco cuando el que aparece es ese número.

Un estudio publicado en Cell Biology mostró como, si son instruidos numéricamente, los chimpancés pueden resolver el siguiente problema: En primer lugar, les colocan números aleatorios en una pantalla durante 210 milisegundos y, a continuación, cubren estos con cuadrados blancos.

Acto seguido, esos chimpancés pueden colocar los cuadrados de forma secuencial para indicar el orden ascendente de los números ocultos. No intentes hacer esto en casa, el tiempo que tienes para recordar es menor que el de un parpadeo y los resultados del estudio afirman que lo harías peor que ellos.

La rana que cuenta para aparearse

Los machos de la rana túngara, una especie de anfibio muy pequeñito que vive en América Central, se pasa las noches en temporada de cría emitiendo sonidos propios de películas de ciencia ficción de hace varias décadas.

 

El número de ruidos depende de los otros competidores que tengan en el apareamiento y, muchos de ellos, se llegan a quedar exhaustos para ver cuál alcanza una tirada de sonidos más larga. Tanto ellos como las hembras están pendientes del recuento, gracias a unas células cerebrales que les ayudan a contabilizar el número y el intervalo entre cada sonido.

Son tan sensibles a cualquier cambio en el intervalo que, según un estudio, una alteración mínima echaría por tierra el recuento.

La araña que cuenta el número de presas

Hay arácnidos que son unas maestras tejedoras y que, aparte de esta gran habilidad, tienen la de contar cuántos bichos están atrapados en su despensa particular.

Durante la realización de un estudio se les arrebató a estas arañas algunas de sus presas. Después de analizar concienzudamente su comportamiento ante este robo, los investigadores llegaron a la conclusión de que, en su búsqueda de las presas perdidas, tenían un mecanismo de conteo propio más que una sensación de búsqueda por la masa de la presa.

El sentido numérico de algunos peces

Desde hace dos décadas se estudia en laboratorios las capacidades numéricas de peces con esqueleto parcial o totalmente osificado. Algunos son excelentes calculadores del número de cabezas que forman un grupo de peces juntos, pudiendo distinguir y dividir en grupos de manera que hasta a los humanos nos sería complicado.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.