La sonda Hayabusa 2 manda los primeros datos del asteroide Ryugu

La sonda Hayabusa 2 manda los primeros datos del asteroide Ryugu

La sonda Hayabusa 2 manda los primeros datos del asteroide Ryugu

Desde que en junio pasado alcanzó el asteroide Ryugu, la sonda japonesa Hayabusa 2 ha fotografiado y recogido datos sobre este objeto con forma de peonza. Las observaciones revelan que es una 'pila de escombros' de origen diverso, con minerales hidratados y rico en carbono, lo que puede ayudar a conocer mejor los ingredientes para la vida en el primitivo sistema solar.

SINC | Sinc | Madrid | 19/03/2019

La sonda Hayabusa 2 manda los primeros datos del asteroide Ryugu
La sonda Hayabusa 2 manda los primeros datos del asteroide Ryugu | Sinc

Desde que despegó en diciembre de 2014 y tras casi cuatro años de viaje alrededor del Sol, la sonda Hayabusa 2 llegó el pasado junio al asteroide Ryugu, donde también se posó unos instantes el pasado mes de febrero par tomar muestras de este lejano objeto, situado a 280 millones de kilómetros de nuestro planeta.  

El objetivo de esta misión de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) es traer las muestras a nuestro planeta, pero también estudiar a Ryugu desde el espacio con una amplia gama de cámaras e instrumentos. Su análisis ofrecerá nuevos detalles sobre el origen del sistema solar y la vida en la Tierra.

Aunque los materiales recogidos no llegarán hasta el 2020, los resultados iniciales de la misión, presentados esta semana en tres investigaciones en la revista Science, describen la forma, la densidad y la composición geológica de este cuerpo celeste, que se formó a partir de escombros de otros objetos.

“Gracias a los datos combinados sabemos que se trata de un asteroide carbonoso (los llamados de tipo C) que probablemente se formó a partir de fragmentos generados por la colisión de otros cuerpos. Tiene forma de peonza, que se pudo modelar en un periodo de rotación rápida”, declara a Sinc el investigador del Instituto de Ciencia Aeronáutica y Espacial Sei-Ichiro Watanabe, líder del primer estudio.

Ryugu_Boulders

Fotografía de la superficie del asteroide / Sugita et al. (2019)

“Es la primera vez que Hayabusa 2 visita Ryugu, así que todo es nuevo. Su baja densidad relacionada con su interior altamente poroso, su forma, su color y su abundancia de rocas”, afirma el experto.

Si bien todos los datos recogidos hasta el momento les han sorprendido, el hallazgo de minerales hidratados que se detalla en el segundo trabajo, liderado por el científico de la Universidad de Aizu (Japón) Kohei Kitazato, es un aspecto clave.

“Los minerales hidratados están omnipresentes en la superficie de Ryugu”, cuenta a Sinc Kitazato, que empleó el espectrómetro de infrarrojo NIRS3 de la sonda para estudiar la composición de la parte externa del objeto.

“Esto es importante porque los asteroides carbonosos como este son considerados como una fuente potencial de agua, por lo que se espera que estos resultados y el análisis futuro de las muestras proporcionen nuevas informaciones sobre el origen del agua de la Tierra”, aclara. 

‘Hijo’ de otros cuerpos celestes

Por su parte, el investigador Seiji Sugita de la Universidad de Tokio y sus compañeros describen el proceso de formación del asteroide: “El cuerpo matriz de Ryugu se formó hace unos 4.560 millones de años y experimentó un alto nivel de reacción entre el agua y la roca en su interior, lo que formó minerales hidratados”.

“Posteriormente, pasó por una deshidratación parcial que descompuso algunos de los minerales hidratados y en la que perdió agua. Más tarde, entre 1.400 millones de años o 800 millones de años atrás, una gran colisión rompió el cuerpo matriz”, añade el experto, que precisa que Ryugu podría ser el resultado de la unión de sus fragmentos. Luego, esa pila de escombros fue transportada desde el cinturón principal de asteroides a una órbita cercana a la Tierra.

"Nuestras observaciones relacionan la cantidad de materiales acuosos y de sustancias orgánicas de los asteroides con ese periodo de deshidratación que tuvo lugar durante los primeros años de su historia. Esto también puede haber influido en la cantidad de agua y productos orgánicos que la Tierra recibió del cinturón de asteroides cuando nació la vida", apunta Sugita.

Para los expertos, estos resultados iniciales proporcionarán el contexto geológico necesario para entender las muestras que Hayabusa 2 recoja este año en el asteroide.

El segundo proyecto Hayabusa

Hayabusa 2 es la sucesora de Hayabusa (nombre que significa ‘halcón peregrino’ en japonés), otra sonda de JAXA que alcanzó en 2005 el asteroide Itokawa (25143). Aquella misión tuvo diversos incidentes técnicos, pero se convirtió en la primera en conseguir aterrizar en un objeto celeste distinto a la Luna y volver con muestras a nuestro planeta. Llegaron en una cápsula que cayó en Australia en 2010.

Hayabusa 2, de unos 590 kilos, está equipado con motores iónicos más potentes y resistentes que los del primer ‘halcón’, además de un sistema de antenas mejorado para transmitir las señales con mayor precisión. Su presupuesto ronda los 200 millones de euros.

Durante las operaciones de toma de material en el asteroide intervienen, además de la propia sonda, varios dispositivos robóticos, como unas pequeñas esferas de señalización, un ‘impactador’ que abrirá un cráter en la superficie –para analizar luego el material que se encuentre debajo– y un scout o explorador llamado MASCOT, de fabricación europea.

La-sonda-japonesa-Hayabusa-2-despega-hacia-su-asteroide_image_380

Despegue de la sonda Hayabusa 2 / JAXA

Referencias bibliográficas:

Watanabe, S. et al. "Hayabusa2 arrives at the carbonaceous asteroid 162173 Ryugu — a spinning-top-shaped rubble pile", Science. 19 de marzo de 2019

Kitazato, K. et al. "The surface composition of asteroid 162173 Ryugu from Hayabusa2 near-infrared spectroscopy", Science. 19 de marzo de 2019

Sugita, S. et al. "The geomorphology, color, and thermal properties of Ryugu: Implications for parent-body processes", Science. 19 de marzo de 2019

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.