WORLD MOBILE CONGRESS BARCELONA 2015

WORLD MOBILE CONGRESS BARCELONA 2015

Primeras impresiones de Lumia 640 y 640 XL

De nuevo, Microsoft (antes como Nokia) deja que los demás grandes del sector se peleen por la gama alta mientras se hace un hueco muy cómodo y cada vez más espacioso en la gama baja. En este caso, con Lumia 640 y Lumia 640 XL. Nada nuevo. Ni falta que hace.

Microsoft Lumia 640 XL
Microsoft Lumia 640 XL | Guillermo del Palacio | TecnoXplora

Nokia lleva varios años seguidos de triunfo en el Mobile World Congress con terminales de gama baja o media y en la edición de 2015, con Windows 10 todavía demasiado lejos como para mostrar un gama alta, ha continuado con esta tendencia. Y, de nuevo, todo apunta a que sus teléfonos serán de lo mejor que se podrá encontrar en el entorno de los 150-200 euros. Así son Lumia 640 y Lumia 640 XL.

Tras unos minutos con los dispositivos la idea es la misma: Microsoft no trata de arreglar lo que no está roto y continúa por el camino que decidió tomar Nokia en su momento. Bien hecho. Los nuevos Lumia 640 amplían un catálogo ya de por sí bastante amplio y dan una nueva opción de 'phablet', una categoría que aprovecha muy bien la interfaz de baldosas de Windows Phone.

Microsoft Lumia 640 de color azul

Al igual que ocurría con el Galaxy S6 y el Galaxy S6 Edge de Samsung, el 'rarito' vuelve a ser el protagonista. Lumia 640 tiene buena pinta, pero no parece aportar nada que no tengan ya otros compañeros de gama (ojo, que esto no es necesariamente algo malo). Mientras, la versión XL se marca con más clase que Xabi Alonso en traje unas 5,7 pulgadas que pocos dispositivos pueden justificar.

El diseño es el de siempre, aunque con colores algo menos llamativos y hasta una opción en blanco mate para los que no quieren que la parte trasera del teléfono parezca un capítulo de CSI. Por dentro, Snapdragon de cuatro núcleos a 1,2 GHz, 1 GB de RAM, batería de 3.000 mAh (2.500 en el Lumia 640 normal) y cámara de 13 megapíxeles (8 para la versión reducida). Los dos tienen ranura para dos tarjetas SIM y un modelo LTE algo más caro (139 y 159 euros antes de impuestos el Lumia 640; 189 y 219 el XL).

Mifcrosoft Lumia 640 de color naranja

Aún no hemos podido probar en profundidad la autonomía, el rendimiento ni la cámara, pero Nokia se ganó nuestra confianza y Microsoft la mantiene. Además, siempre les quedará el comodín del precio, que es reutilizable y gana partidas él solito. Pantalla, peso y diseño convencen en apenas unos minutos.

A esto hay que sumar lo que ya sabemos, que no se debe menospreciar: un sistema operativo diferente con una interfaz práctica e intuitiva y un ecosistema -para bien o para mal- Windows. Los productos de los de Redmond funcionan genial y los Skype, Office o Outlook siempre estarán a la última.

En resumen: más de lo mismo. Por suerte. Microsoft y Nokia han conseguido que cada nuevo teléfono aporte y sea distinto en esencia e idéntico en espíritu. O al revés. El caso es que no parece que sobre ninguno, pero tampoco faltan... A excepción del esperado gama alta por el que posiblemente apuesten en cuanto llegue Windows 10 y que debería pegarse por hacerse un hueco con terminales muy potentes. El elegido. Pero hasta que llegue este Neo, secundarios como Lumia 640 y 640 XL protegen Zion de Matrix.

Guillermo del Palacio | @13370N3 | Barcelona | 03/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.