TecnoXplora » Móviles

LOS DOS TERMINALES, CARA A CARA

iPhone 6 contra iPhone 6 Plus: ¿quién gana la guerra del 6?

Tras el experimento del año pasado con el iPhone 5c, Apple por fin ha decidido lanzar al mercado dos terminales que pueden competir entre ellos. La duda es ¿cuál es mejor? ¿iPhone 6 o iPhone 6 Plus? La respuesta es sencilla: ninguno.

iPhone 6 y iPhone 6 Plus

Apple Los iPhone 6 engordan a 4,7 y 5,5 pulgadas

Publicidad

Ha costado, pero los de Cupertino por fin escucharon al mercado, que pedía pantallas más grandes a gritos (o a comentarios y tuits en mayúsculas, que es casi lo mismo). El último iPhone viene en dos tamaños y uno es el XL: 4,7 y 5,5 pulgadas. Eso sí, por dentro hay pocas diferencias. Afortunadamente.

Apple nunca ha sido partidaria de la fragmentación que sí es común en Android y, en menor medida, en Windows Phone. Les gusta tener las cosas atadas y el hecho de que haya varios tamaños de pantalla al mismo tiempo no ayuda. Actualmente hay cuatro (hasta el iPhone 4s, todos los modelos de iPhone 5 y los nuevos teléfonos) y ya está bien. En cuanto a los componntes, no hay cambios en el procesador ni en la RAM (que se queda en 1 GB, suficiente para el presente, pero posiblemente escaso de cara al futuro).

Así pues, las únicas diferencia que hay sobre el papel entre iPhone 6 y iPhone 6 Plus son el tamaño y el precio. Esto hace la elección algo menos complicada, pero no por ello sencilla. Hay que estar muy seguro de qué se busca, porque los nuevos iPhone son tan parecidos como Arnold Schwarzenegger y Danny DeVito en Los gemelos golpean dos veces.

En este caso, Terminator es el iPhone 6 Plus, aunque solo por el tamaño de su pantalla y no por el de sus bíceps. Sin embargo, aunque la primera impresión es que se trata de un dispositivo descomunal, tan solo es necesario pasar unos minutos con él en la mano para ver que no es así. En el bolsillo es otra historia, y no precisamente porque se doble. Con pantalones ajustados puede llegar a resultar incómodo: hipsters, tendréis que subir las fotos de vuestros cafés con el iPhone 6.

Por lo demás, es un smartphone espectacular. Personalmente, perdí el interés por los móviles de Apple por una pantalla incapaz de mostrar toda la información que quería ver. Ahora la tentación vuelve a llamar a mi puerta... pero abrirla me costaría un mínimo de 799 euros.

DeVito, por su parte, también ha pasado por el gimnasio y se ha puesto unas botas de suela gorda. Es algo más bajito que el resto de actores, que rondan las 5 pulgadas, pero solo parece minúsculo al lado del iPhone 6 Plus o algún otro teléfono con una pantalla similar, como los Galaxy Note de Samsung. Por cámara, rendimiento, duración de batería y ecosistema está por delante de prácticamente cualquier dispositivo... menos de su gemelo.

Ser más grande ha permitido al 6 Plus incorporar una batería de 2.915 mAh (por los 1.810 mAh de su compañero) y ha dejado espacio para un estabilizador óptico de imagen. O, tal vez, Apple se ha visto obligada a añadirlo para evitar problemas a la hora de realizar fotografías con un terminal que entra directamente en el terreno de los phablets. La última gran diferencia es la propia pantalla, que tiene una mejor resolución en la versión más voluminosa (1920 x 1080 y 401 píxeles por pulgada frente a 1334 x 750 y 326 ppp).

Es decir, las diferencias de hardware existen, pero no deberían ser especialmente significativas para la mayoría de usuarios; pagar 100 euros más o menos o no sentirse cómodo, sí. En este caso, el tamaño (del bolsillo) importa, tanto literal como metafóricamente.

Publicidad