Estos días hemos sufrido el primer gran temporal del otoño, una inestabilidad que ha venido acompañada de las primeras nevadas importantes y de un descenso drástico de las temperaturas. Seguro que muchos de vosotros habéis rescatado del cajón los guantes para poder aguantar mejor este frío invernal que se nos ha adelantado. Si estáis buscando unos guantes nuevos, os proponemos una alternativa de lo más práctica, unos guantes con la calefacción integrada, gracias a los cuales no se os helarán las manos ni en los climas más fríos. Vamos a comprobar cómo funcionan y sobre todo lo que cuesta este práctico gadget para el invierno.

Características de los guantes Candle calefactados

No son los primeros, ni serán los últimos, pero no es que sean muy comunes los guantes que integran calefacción. Si lo pensamos, es una de las prendas con más predisposición a contar con calefacción, porque las manos son de las primeras zonas del cuerpo que se nos quedan heladas cuando hace frío y por tanto, dependiendo del guante, a veces puede no ser suficiente contar con un gran aislamiento. Ahora en Indiegogo hemos descubierto unos guantes que no solo nos calientan ya de por sí con sus materiales aislantes, sino que además cuenta con calefacción integrada.

Estamos hablando de unos guantes que nos pueden calentar las manos a una temperatura importante. Porque pueden alcanzar nada menos que 55 grados centígrados, lo que sin duda es de sobra para poder olvidarnos por completo del frío en las manos. Además son resistentes al agua y están realizados en materiales respetuosos con el medio ambiente. Estos guantes cuentan con tres niveles diferentes de temperatura, que podemos regular gracias al botón con el que cuentan. En la potencia más baja, estos guantes pueden permanecer encendidos durante seis horas seguidas. Por lo que entendemos que en la máxima potencia podemos disfrutar de ellos durante al menos tres horas.

Lo creadores de estos guantes no se han olvidado de los usuarios más conectados, y han sido diseñados para que la pantalla de nuestro móvil detecte el movimiento de nuestros dedos incluso si llevamos estos guantes puestos. Con el botón principal podemos seleccionar uno de los tres niveles de temperatura disponibles. Este se muestra reflejado en un indicador luminoso con tres LED que nos recuerdan cuál es la temperatura seleccionada. No hay que temer por la electrónica de estos guantes, ya que podemos extraer la batería y echarlos a la lavadora como cualquier otra prenda.

Por tanto estamos ante unos guantes que nos garantizan calor en las manos en los peores escenarios posibles. Estos guantes han arrasado en su campaña de financiación, de hecho ya han recaudado más del 500% del objetivo inicial cuando aún quedan 27 días para terminar la campaña. Estos guantes los podemos comprar en esta campaña de Indiegogo por 90 euros al cambio, siendo la fecha de entrega el próximo mes de enero de 2020. Podemos llevarnos dos por 162 euros, aunque de estas dos ofertas quedan ya pocas unidades. La pena es que no estén listos para las navidades, aunque al menos para el duro frío de enero y febrero sí estarán listos.