A lo largo de los últimos años hemos conocido multitud de métodos para poder crear música con ayuda de la tecnología. Nosotros mismos podemos hacerlo de manera sencilla con una buena app de música y la destreza de nuestros dedos. Incluso se dice que la galardonada Billie Eilish junto a su hermano ha producido de forma casera el disco que ha arrasado en los Grammy. Pero aun así hay métodos para crear música que no dejan de sorprendernos, como es el caso en el que nos fijamos ahora, en el que se utilizan códigos de barras para crear una espectacular música electrónica con mucho ritmo.

Códigos de barras para hacer música

Como vais a poder comprobar, los códigos de barras son una excelente herramienta para crear música, o lo que es lo mismo, un instrumento perfecto para generar sonidos alucinantes. Puede que en el futuro en lugar de ver un DJ enfrascado entre los platos de vinilo u ordenadores portátiles lo veamos rodeado de diferentes códigos de barras. Porque tal y como ha demostrado el artista y músico Ei Wada, que ha liderado un grupo de diseño que tiene como objetivo crear una orquesta compuesta por instrumentos tan originales como estos códigos de barras. Resulta que este popular soporte para identificar productos es una de las mejores bases para crear música que existen.

Como podéis ver en el vídeo, la puesta en escena de este instrumento no puede ser más sencilla. Ya que todo se compone de una impresión de distintos códigos de barras, con tamaño y formas diferentes, que al ser escaneado por las clásicas “pistolas” que vemos en las cajas de los supermercados emiten una señal a los componentes de audio. Con las diferentes rayas en blanco y negro se pueden crear a su vez diferentes ondas de sonido, que fluctúan también dependiendo de la velocidad a la que escaneemos esos códigos, y los movimientos que hagamos con los lectores sobre estas barras.

Como se puede comprobar en los vídeos el resultado no puede ser más sorprendente, creando música electrónica incluso bailable con movimientos rápidos de los lectores. Incluso vistiendo ropa con rayas de diferentes tipos es posible crear música como la que vemos en el vídeo. El resumen es que esta tecnología es capaz de extraer sonido de cualquier superficie donde haya barras similares a las de los códigos de barras. Sin duda una forma sorprendente de crear música y que nos demuestra que las orquestas del futuro podrían tener un aspecto muy diferente al que todos tenemos en el imaginario común.

Así que de algo tan sobrio y podo dado a lo creativo como un código de barras se puede extraer música que para según qué ocasiones puede convertirse en una fuente perfecta de baile. Un ejemplo más de que la tecnología evoluciona a un ritmo arrollador, y que gracias a ella podemos encontrar instrumentos y fuentes para crear música en prácticamente cualquier superficie de los objetos que nos rodean.