Que 49.000 personas nos parezcan pocas y que un día de festival con Miles Kane, Sharon Van Etten, Wolfmother, The National, Empire Of The Sun, Smashing Pumpkins y Vetusta Morla nos parezca 'flojo' creo que habla bastante bien del Mad Cool.

La tercera jornada del festival transcurrió sin problemas, ni fallos, ni incidentes lo que confirma la edición de este año como un éxito en la parte organizativa.

En el apartado musical resaltar el buen rollo de Miles Kane con su versión de 'Hot Stuff' y su 'Come closer' que caldearon el ambiente mientras bajaba el sol. Destacar también la descarga de hard rock, guitarras y metal que desplegaron Wolfmother ante los fieles que les eligieron frente a Vetusta Morla.

El concierto de The National fue demasiado tranquilo y falto de energía. Hacía todavía un calor insorportable y la mayoría del público no conocía las canciones. El grupo de Matt Beninger eran cabezas de cartel del viernes pero fueron claramente superados por los dos triunfadores de la jornada.

Primero Smashing Pumpkins ofreció un concierto notable, sorprendente y que enamoró a sus fans. Hora y media en la que repasaron lo mejor de su carrera, sonaron de lujo y tocaron las canciones más míticas de los discos 'Mellon Collie And THe Infinite Sadness' y 'Siamese Dream'. Una vuelta a mi adolescencia en los noventa al escuchar 'Tonight Tonight', 'Bullet With Buttlerfly Wings' y el cierre con 'Today'.

Después Vetusta Morla no fallaron, nunca lo hacen. El público, mayoritariamente español, coreo temazos como 'Copenhague', 'Maldita Dulzura', 'Valiente', 'Golpe Maestro' o 'Los días raros' entre otros. El problema es que en Madrid puedes verlos facilmente todos los años.

Muchas opciones entre las que elegir y si no sabes que hacer siempre puedes refugiarte en la carpa de electrónica o en los coches de choque de Mahou.