El objetivo del Lenovo Sounds Different era la recaudación de dinero para diferentes proyectos benéficos. Eran cinco las fundaciones que formaban parte de este concierto solidario, la "Fundación Aladina", "Fundela", "Bobath", "Cris Contra el Cáncer" y la "Fundación Menudos Corazones".

Los asistentes a este concierto benéfico, que más bien parecía un festival en miniatura, pudieron disfrutar de cinco horas de la mejor música indie en español. Desde las 19:00 fueron pasando por el escenario grupos como Ayer, Siloe o Maico aunque sinceramente el asunto no cogió calor hasta que Neuman aparecieron en el escenario pasadas las 20:00.

La gente que salía de trabajar o que estaba tomándose una caña en los alrededores del Wizink Center empezó a llenar el recinto mientras sonaban canciones como "Crashpad" o "Turn It" demostrando el buen hacer como artista de Paco Neuman y su banda.

La noche estuvo aderezada entre actuaciones primero con Ocho y Medio DJs y después con Dorian DJ. La fiesta la puso Varry Brava, que sólo tocaron tres canciones y supieron a poco, "La ruta del amor" y "No gires" sonaron a pop electrónico desenfadado perfecto para desmelenarse.

 

Después fue el turno de Elefantes que consiguieron conectar con el público con su clásico "Que yo no lo sabía", el single de su último disco de 2018 llamado "Cada vez" y la versión del clásico de Perales "Te quiero". Shuarma y compañía son una banda de rock correcta, vestidos de blanco, tocando canciones de bella factura pero sin fuerza ni demasiada originalidad en su sonido.

La Habitación Roja es uno de los grupos más importantes del panorama indie en España. 25 años de carrera y 11 discos a sus espaldas avalan a este grupo valenciano liderado por Jorge Martí. Siempre es un placer disfrutar de sus canciones recargadas, llenas de matices y teñidas de melancolía como "Lineas en el cielo", "Madrid" o ese himno atemporal que es "Indestructibles" y que el público coreo en masa.

El plato fuerte de la noche, lo que sería el cabeza de cartel si el Lenovo Sounds Different fuese un festival, era Love Of Lesbian. Santi Balmes y compañía regalaron sólo cinco canciones marcadas por su último disco "El poeta Halley" empezando por "Cuando no me ves", siguiendo con "Bajo el volcán" y cerrando con "Planeador". En medio el "Manifiesto Delirista" y la icónica "1999" completaron este setlist que se quedó cortísimo.

 

Es un placer ver como tantas bandas se juntan para una buena causa y es más placer aun ver a tantas bandas tocar juntas en un mismo concierto. Sólo me queda esperar a que algo así vuelve a repetirse pronto.