LA HISTORIA DE Bohemian Rapsody

LA HISTORIA DE Bohemian Rapsody

Bohemian Rapsody: ¿Qué significa la canción más emblemática de Queen?

Bohemian Rapsody da título a un film de la banda que, seguramente, va a hacer vibrar de nuevo a todos sus fans, pero muchos siguen preguntándose qué significa su letra. Echamos un vistazo a su historia y su significado misterioso, que sugiere suicidios, pactos con el diablo, liberación sexual, tráfico de almas, hasta su innumerable uso en muchas películas, tráilers.

Queen
Queen | Agencias

JORGE LOSER | @loserjorge | Madrid | 31/10/2018

A pesar de que el rock ya no sea el principal movimiento musical del siglo XXI, ‘Bohemian Rhapsody’ es parte imborrable de la cultura pop. Que haya una película con su nombre no es tanto una reválida de su importancia para nuevas generaciones, sino la operación nostálgica por rescatar algo perdido.

La grandeza de la épica musical del rock-pop y el talento de composición, progresivamente desplazados por la música basada en el ritmo. La canción se ha comparado a la cara B del ‘Abbey Road’ de los Beatles, pero condensado y con una inyección de sinvergonzonería glam. Seis minutos de pop extravagante y una estructura sin estribillo.

Una introducción a capella, estrofas cargadas de sentimiento, un falso estribillo con coros de ópera italiana, un clímax atronador de guitarras salidas de un disco de Slade tras desayunar 20 solos de Heavy. Su propia existencia es un misterio. ¿Un desafío a las bandas de su época a base de virtuosismo, o una broma musical demasiado elaborada?

Incluida en el disco ‘A Night at the Opera’ de 1975, la pieza fue compuesta por Freddie Mercury en su piso de Londres tras una indigestión de la banda sonora de la película ‘Cabaret’. Después de largos ensayos, las sesiones de grabación del álbum duraron cuatro meses en los que Queen alternaron entre seis estudios, algo inaudito en 1975.

De todo ese tiempo, se dedicaron tres semanas a Bohemian y una entera solo para el interludio operístico. Para lograr el efecto coral, se acumularon hasta 160 pistas de voces, lo que significaba una premezcla complicadísima en los tiempos de la grabación analógica de 24 pistas. El productor Roy Thomas Baker no estaba seguro de que funcionara, pero la visión de Mercury era inamovible y cuando lo tuvieron el técnico supo que tenía algo especial entre manos.

 

Además, Queen lo quería como el primer single de su nuevo álbum pero tanto EMI, como su manager consideraban que era una locura. Seis minutos era una dimensión imposible para la radio y sugirieron cortarla un poco, pero en cuanto la llevaron a un veterano de la radio para consultarle, el hombre vio el hit que tenían entre manos y todo acabó saliendo exactamente como querían, con la forma que todos conocemos.

La canción se pinchó 14 veces durante un fin de semana de octubre, y el lunes por la mañana las tiendas de discos se desbordaron de pedidos. El videoclip fue tal revolución que adelantó la era de la MTV más de cinco años. El lógico éxito del tema lo ha convertido en una pieza comentada, estudiada y reinterpretada, pero su origen y significados tiene tantos misterios como la personalidad del propio Mercury.

El cantante siempre fue sincero sobre el origen de la canción, reconociendo que no apareció del aire, según se sentó un buen día al piano; investigó, pero tampoco era un fanático experto en ópera clásica y nunca comentó nada sobre el significado de las letras más allá de que trataba de relaciones humanas. Brian May, el guitarrista de la banda piensa que tenía muchas referencias veladas a los traumas personales de Mercury. Roger Taylor cree que era muy autobiográfica pero con algunas tonterías aquí y allá.

Muchos la consideran una letra fatalista que exponía al mundo sus inseguridades ocultas y fantasmas de su infancia. La banda sabía que el corazón de la canción tenía mucho de Mercury pero que trataba un problema privado y el propio cantante lanzaba el clásico balón fuera de que cada uno debe decidir por sí mismo lo que significa para ellos.

Sin embargo, ‘Bohemian Rhapsody’ ha inspirado muchas teorías. Algunas más oscuras de lo que pudiera parecer en un principio, especialmente si se contraponen con las notas autobiográficas que algunos miembros de Queen sugieren. Algunas frases sugieren que trata sobre un joven que accidentalmente mata a alguien y vende su alma al diablo.

El ‘Fausto’ de Goethe sigue la historia de un académico que se encuentra con un demonio que le ofrece la capacidad de hacer lo que quiera. Mefistófeles, el demonio, compra su alma. La idea de la obra era que para alcanzar la madurez, debemos coquetear con el peligro, pero aferrarnos a un sentido de propósito superior. Un significado que podría ser una metáfora para el propio Mercury, algo que también podría estar relacionado con el hecho de reconocer su propia homosexualidad.

 

También se la ha relacionado con ‘El Extranjero’ de Albert Camus, que cuenta la historia de Meursault, un joven que recibe un telegrama informándole de que su madre ha muerto y al oír las noticias, mata a un hombre de un disparo y después pasa tiempo en la cárcel filosofando sobre el sentido de la existencia.

Esa misma explicación podría encajar con otras que hablan de que representa las cinco etapas del duelo. También se han examinado algunos términos sueltos como el Bohemio del título, que se refiere a una persona con hábitos sociales no convencionales; Silhouetto, una descripción de una silueta inquietante que tal vez se refiere a un encuentro con un demonio; Scaramouche, un personaje bufón algo canalla que quizás también era una alusión a Mefisto y que suele bailar, en este caso el Fandango; o Bismillah de origen árabe que se traduce como “En el nombre de Dios".

Todas son pistas que indican que puede significar todo eso o nada a la vez. Algo que sí deja claro cualquier interpretación es que la frase "Nada importa realmente" empieza como una afirmación más bien nihilista hasta una interpretación optimista de la misma, lo que también conectaría con Camus.

 

En noviembre de 1991, después de la prematura muerte de Freddie Mercury, ‘Bohemian Rhapsody’ reapareció en las listas de éxitos de Estados Unidos y logró ser número uno dos veces. Fue gracias a su aparición en la cinta generacional ‘Wayne’s World: ¡Qué desparrame!’ (1992), cuando un grupo de jóvenes descerebrados inicia su ritual de forma de vida surrealista con la canción en su coche, creando el indisoluble movimiento de cabeza con el tramo más rockero del tema.

 

El mismo momento fue recreado más adelante en ‘Con el arma a punto’, la parodia de ‘Arma Letal’ que interpretaron Emilio Estévez y Samuel L. Jackson, este antes de hacerse popular gracias a ‘Pulp Fiction’.

 

En los últimos años, la canción fue recuperada para el tráiler de ‘Escuadrón Suicida’, la película de antihéroes de DC que pese a considerarse una de las peores del subgénero de los últimos años, tiene, sin lugar a dudas el mejor tráiler para una película de sus características que se haya editado nunca. Gracias, claro, a Queen.

 

En el siglo XXI entró al número 1 en una encuesta del Guinness de los Records como el single favorito de Gran Bretaña de todos los tiempos. ‘Imagine’ de John Lennon fue el segundo, seguido de ‘Hey Jude’ de los Beatles. ‘Bohemian Rhapsody’ es, finalmente, el título del esperadísimo primer biopic sobre la leyenda de Freddy Mercury y el origen de Queen que seguro que pondrá la canción, otra vez en los oídos de todo el mundo durante una buena temporada.

Los mas vistos

Venus Gillette

Venus Gillette

¡¡¡Vuelven los planazos!!!

Disfruta con Venus de un verano increíble y no te pierdas ningún plan

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.