Samuka se ha hecho muy popular en las redes sociales por su increíble destreza para esta disciplina urbana de baile, pero especialmente por tener una sola pierna.

El joven fue diagnosticado de un cáncer de fémur con sólo 10 años, y sufrió la amputación de la pierna a los 14. Pero eso no le impidió perseverar en su pasión por el baile.

En ocasiones, Samuka se acompaña de sus muletas, con las que es capaz de hacer auténticas acrobacias. En otras ocasiones prescinde de ellas por completo para sorpresa de todos los que le ven bailar.

El breakdancer forma parte del grupo ILL-abilities, formado por personas con diferentes tipos de discapacidad física o intelectual y procedentes de distintos lugares del mundo como Chile o Corea del Sur.

Bboy Samuka ha llevado su estilo a la pistas de todo el mundo, levantando aplausos de admiración allá donde baila.

Un ejemplo de superación que contiene una moraleja poderosa: con determinación y fuerza de voluntad, todo es posible.