Un joven analista fue el que provocó el mayor escándalo diplomático de la historia. Ocurrió en 2013 y significa la mayor filtración de inteligencia de la historia, revelando las capacidades del gobierno estadounidense de escuchar cada llamada y controlar la vida privada de cada ciudadano del mundo. Todo esto y mucho más queda reflejado en 'Vigilancia Permanente' de Edward Snowden, a partir del 17 de septiembre en librerías de la mano de la Editorial Planeta en simultáneo con otras 23 editoriales de todo el mundo.

Snowden es el hombre más buscado del mundo y precisamente son sus memorias las que en primera persona relatan 'Vigilancia permanente', desgranando por primera vez por qué lo hizo, cómo ayudo a construir un sistema de vigilancia permanente y la crisis de conciencia que le llevó a revelar todo. Ahí se inició su orden de captura, que hoy sigue abierta.

Este experto informático resume así su vida: "Antes trabajaba para el Gobierno, pero ahora trabajo para el pueblo… Ahora dedico mi tiempo a intentar proteger a la ciudadanía de lo que yo era antes: un espía de la CIA y de la Agencia Nacional de Seguridad".

Escrito con gran humor, Snowden recuerda en sus memorias como la red se convirtió prácticamente en su vida desde que era un niño, en su "parque infantil, casa del árbol, fortaleza y aula sin paredes", así como su ordenador fue para él su "segundo hermano" y su "primer amor". Fue un hacker adolescente, como él mismo declara: "desde que alcanzo a recordar, mi actividad favorita consistía en espiar". Un joven que reunía todas las cualidades necesarias para llegar a los prestigiosos órganos donde trabajó. Pero, el ataque a EE.UU. el 11 de septiembre de 2001 cambió muchas cosas en el mundo de Internet y de la inteligencia, unos cambios que no gustarían demasiado al autor.

Un mundo que parece sacado de la ficción pero es absolutamente real, esto narra el hombre más buscado del mundo. Nos cuenta cómo creía fielmente que Internet estaba creando un mundo mejor, donde todos seríamos iguales. Poco a poco, Snowden empezó a descubrir las empresas-tapaderas de la CIA, y a raíz de estar destinado en Tokio en 2009 iría descubriendo la verdad de su país.

El 'Gran Hermano' que predecía George Orwell en 1984 se ve retratado en la historia que ahora nos cuenta Edward Snowden en 'Vigilancia permanente', bajo cosas tan comunes como asistentes virtuales o smartphones que registran los datos que generamos por el simple hecho de vivir. El autor del libro, teniendo acceso a secretos inimaginables, cobra una conciencia política de la que carecía como el mismo cuenta. Así, decidió sacar a la luz la verdad, que el Gobierno estadounidense había desarrollado un sistema global de vigilancia masiva y lo usaba sin el conocimiento ni consentimiento del pueblo. Y es que como deja escrito en sus memorias "la lucha por el derecho a la intimidad es la nueva lucha por nuestra libertad".

La vida del autor

Edward Sndwden nació en una ciudad de Carolina del Norte, en Elizabeth City y creció en Maryland. De oficio es Ingeniero de sistemas de formación, trabajó como agente de la CIA y y como experto informático para la Agencia Nacional de Seguridad (NSA). Con tan solo 20 años se encontraba al mando de la seguridad nacional, con 21 entró al ejercito, con 24 fue reclutado por la CIA y a los 29, escandalizado por el uso que el Estado hacía de nuestra información más íntima, reveló a la prensa la red de vigilancia masiva a la que estamos sometidos para conseguir ponerle fin. Debido a su labor de servicio público ha recibido numerosos premios, como son el Right Livelihood, Whistlelower Prize, Ridenhour Prize en la categoría 'Truth-Telling' y a medalla Carl von Ossietzky de la Liga Internacional por los Derechos Humanos. En la actualidad, es el presidente del comité de dirección de la fundación Freedom of the Press.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

El porno contribuye al calentamiento global tanto como un país pequeño