EL CAJÓN DESASTRE DE LA PROMISCUIDAD: SWINGERS, POLIAMOROSOS, POLISOLTERIA Y MÁS

EL CAJÓN DESASTRE DE LA PROMISCUIDAD: SWINGERS, POLIAMOROSOS, POLISOLTERIA Y MÁS

¿Qué significa ser promiscua?

En el ámbito de la sexualidad y la afectividad necesitamos las etiquetas para filtrar la información y hacer de ésta una herramienta asequible a todas las personas, especialmente para aquellas que se inician en la aventura de la no-monogamia o reconocen que existen más opciones que la relación tradicional. Abrimos el cajón desastre de la promiscuidad para entender qué significa swinger, poliamoroso o polisoltería.

Poliamor
Poliamor | El sextante

LOOLA P…REZ | @DoctoraGlas | Madrid | 06/02/2018

Comencemos por lo básico...

MONOGAMIA

Es el vínculo sexual y afectivo es estrictamente exclusivo entre dos personas. El concepto de monogamia puede varias en cada pareja, pero posiblemente encontramos dos visiones que predominan al respecto: una basada en una actitud idealista y otra en una actitud consciente.

La primera confía plenamente en la idea de que el amor auténtico es aquel donde tienes que rechazar a otras personas. Se presupone y no se habla sobre ello. Es lo que la sociedad espera de ti, que tu comportamiento sexo-afectivo se asemeje al de una película Disney, donde dos personas se gustan, se desean y se enamoran sin mediar ninguna palabra sobre qué quieren y qué no quieren en una relación.

Premia el “hasta que la muerte nos separe” o “hasta que este amor acabe”. Aunque todo puede quedar muy bonito en una película romántica, en la vida real hay expectativas, emociones, sentimientos y proyectos vitales. Si no quieres poner todo eso en riesgo, no te quedes callado. ¿Acaso firmarías un contrato de trabajo sin leerlo y discutir lo que no tienes claro o no va contigo? Piénsalo.

Por su parte, la monogamia consciente entiende el rol de la relación como una opción de la pareja, que no tiene por qué ser eterna y por tanto, mantenerse inmutable en el tiempo. Asume los cambios como un fenómeno que acompaña a toda relación, siendo, posiblemente, su planteamiento mucho más realista y humano.

Esta forma de entender la monogamia está también presente en algunas parejas no-monógamas que eligen volver a la exclusividad sexual y romántica en determinados periodos y por diferentes motivos: problemas afectivos, enfermedad, estrés, maternidad/paternidad o cuestión de prioridades.

NO-MONOGAMIA

Aquí empieza el cajón desastre de la promiscuidad. Con él, constatamos todo un desafío para las parejas actuales, pues el compromiso, la fidelidad sexual o la intimidad dejan de ser valores compartidos para incluirlos o no en la dinámica de la relación.

Pareja no-monógama: así denomina Tristan Taormino a esa relación donde los miembros de una pareja pueden tener relaciones eróticas y afectivas con otras personas. ¿Significa esto que no hay reglas cuando te relaciones con otras personas?

No.

Cada pareja establece sus propios límites, especialmente en lo que respecta a la implicación emocional, la comunicación (qué contar o qué detalles omitir), los tiempos (si pueden ser relaciones puntuales o prolongarse en el tiempo), el uso de métodos anticonceptivos, la realización de ciertas prácticas sexuales o el lugar donde se pueden desarrollar esos encuentros (quizá pasear a tu amante por el barrio de tu suegra no sea lo más recomendable si queréis discreción).

Hay quien prefiere tener encuentros eróticos con terceras personas sin que participe su pareja y quien, por el contrario, prefiere que esos encuentros sean compartidos (ej: tríos, orgías).

SWINGERS

Se conoce culturalmente como aquella relación no-monógama basada en el intercambio (¡consensuado!) de parejas. Ese intercambio se enmarca en un contexto específico: locales liberales, fiestas, clubs.

Presenta algunas peculiaridades con respecto a la pareja no monógama y es que los encuentros con otra persona, con otra pareja o con un grupo se realizan estando los dos miembros de la pareja presentes.

Aunque en la comunidad swinger pueden existir ideas que disienten en este aspecto, esta norma suele ser bastante común. La pareja entiende su vida erótica desde la unidad.

POLIAMOR

Es la palabra de moda. Hace referencia a aquel tipo de relación donde se puede tener un vínculo afectivo y sexual simultáneamente con más de una persona. A menudo ese vínculo puede acabar en compromiso, siendo posible encontrar a personas que tienen varias parejas.

En este sentido, se pueden establecer vínculos poliamorosos con una pareja principal y otras secundarias, o evitando la verticalidad. Es común que en las relaciones poliamorosas donde existe una pareja principal, existan ciertos privilegios como por ejemplo, el derecho a veto, mayor tiempo juntos, convivencia o la existencia de un fuerte bagaje emocional.

ANARQUÍA RELACIONAL

Es toda una filosofía del amor. El concepto fue propuesto por primera vez por Andie Nordgren, activista y productora de videojuegos. Su principal diferencia con el poliamor es que no existen relaciones exclusivas ni en lo que respecta al sexo ni al amor.

De este modo, quedan fuera las categorías de “pareja”, “pareja principal” o “relaciones secundarias”. El amor se vive sin límites y en su abundancia.

POLISOLTERÍA

¿Se puede ser una persona no-monógama y estar soltera?

Por supuesto.

Esta es justo la realidad que pretende representar la polisoltería. Es la manera más honesta de decirles a los demás que no quieres (o tienes) una relación, pero no va contigo salir con una única persona.

Los mas vistos

Venus Gillette

Venus Gillette

¡¡¡Vuelven los planazos!!!

Disfruta con Venus de un verano increíble y no te pierdas ningún plan

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.