NOS LO PREGUNTAMOS

NOS LO PREGUNTAMOS

Todo lo que transmiten las películas infantiles

Hace ya un tiempo cuando se empezó a decir que, en Frozen 2, Elsa podría tener una relación amorosa con otra mujer muchísima gente se llevó las manos a la cabeza porque “las niñas se iban a volver lesbianas” y bueno, si quitamos el machismo, la lesbofobia y que nadie se vuelve si no que se es, llevan parte, mínima, de razón, no entremos en pánico, me explico.

'Toy Story', 'Frozen' y 'Coco'
'Toy Story', 'Frozen' y 'Coco' | Pixar I Disney

El inconsciente de la sociedad patriarcal estructura la forma fílmica. El placer va dirigido al hombre por tanto el placer y la belleza tienen género, el masculino. El imaginario masculino patriarcal se convierte en cultura(dogma) marcando nuestra actitud frente el mundo. Las películas para menores no escapan de ello. La resistencia del patriarcado a perder el relato, usando para el ello el clásico pero es que nadie va a pensar en los niños o un futuro catastrofista “vais a destruir LA familia heteronormativa”, porque así perdería su forma de transmisión solo evidencia la importancia de mostrar nuevos relatos con nuevos referentes y/o modelos porque las imágenes forjan la realidad.

No, ningún niño va a evolucionar a coche viendo Cars pero sí su personalidad.

Como niño: prota que hace cosas, se supera y consigue objetivos (Rayo McQueen), amigo (Mate), militar (Sargento),bombero (Rojo), policía (Sheriff), agente de publicidad (Harv), médico y juez (Doc Hudson)

Como niña: enamorarse de un hombre (Sally Carrera), admirar a un hombre ( Mia y Tía) o ser esposa de (Flo)

El niño viendo la película Cars aprende que hombre es para sí y entre sí, es decir, que se define por sí mismo y por su relación con otros hombres y la niña aprende que es para otros, es decir, se define por su relación con los hombres. Este es el mensaje que incansablemente reciben tanto los unos como las otras, diaria y continuamente. Ambos aprenden que al niño le gustan las niñas y a las niñas los niños. Y si no lo aprenden, difícil porque no hay otros modelos, nunca falta la persona adulta que les preguntará si tienen ya novia si es niño o si tiene ya novio si es niña independientemente que sean criaturas de 6 años, o menos, seguramente las mismas personas que claman al cielo porque Elsa sea lesbiana.

Es cierto que las películas infantiles van adaptándose a los cambios sociales pero en cuanto a igualdad viene a ser un cambiar todo para que nadie cambie. Las niñas continúan siendo princesas y si bien es verdad que al menos ahora no se quedan esperando a que un hombre las salve, ni vuelven a la vida tras ser besadas sin su consentimiento, ni se enamoran y desean casarse solo viendo al muchacho continúa sin mostrarse que tengan amigas que las ayudan, un gallo y un cerdo antes que otra niña(mujer) en el caso de Vaiana, una hermana, un muñeco de nieve, un reno y un hombre en Frozen, sus hermanos trillizos en Brave. Salgamos de Disney, veamos la cartelera: Smallfoot, ay, no que la prota no es una mujer, el Grinch, tampoco, ¿los Increibles 2? ni de lejos se ve amistad y ayuda entre mujeres que sí entre hombres. Espero con ansías Ralph rompe internet aunque ya el título me dice quien es principal y quien secundario, secundaria sería más correcto pero la RAE dice que el lenguaje inclusivo es una tontería que la -o como neutro y así oculta que ellOs son el todo ya que el neutro no existe, el neutro es una “trampa”, un mecanismo ideológico para ocupar el poder, quizá por eso, vamos seguro, no existe la palabra genia no vayamos a creer que las mujeres somos capaces de crear, de ser brillantes.

Es curiosísimo que sean las mujeres las que, por gran mayoría (95% en España, 92% en Europa datos del INE a partir de datos de Eurostat, año 2016) se dedican al cuidado y crianza de las criaturas pero luego sean los hombres los que hagan películas para el público infantil. Los directores de las películas infantiles de dibujos animados son hombres, habrá alguna mujer, yo no la he encontrado. Si se crea a través de experiencias vitales, qué crean ellos, qué ven las niñas/os, qué mensaje reciben. Ya lo escribió Virginia Woolf refiriéndose a las mujeres en su libro Una habitación propia “Todas las cenas están cocinadas, los patos y tazas lavados, los niños han sido enviados a la escuela y se han abierto camino. Nada queda de todo ello. Todo se ha desvanecido. Ni las biografías ni los libros de historia lo mencionan. Y las novelas, sin proponérselo, mienten”. Y quien dice novelas dice películas de dibujos animados porque si la peli la cuentan solo ellos para ellos reproducen el canon, el relato patriarcal. El bien y el mal no existen si no hay libertad para elegir.

CRISTINA ALONSO | @chiclett4u | Madrid | 03/12/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.