‘Alita: ´Ángel de Combate’ es la película de acción cyberpunk del año

‘Alita: ´Ángel de Combate’ es la película de acción cyberpunk del año

Gunnm: el anime que obsesionó al director de Titanic y Avatar

‘Alita: ´Ángel de Combate’ es la película de acción cyberpunk del año y un proyecto soñado de James Cameron, que siempre estuvo detrás de una adaptación de acción real. Recordamos el anime original en el que se basa la historia, ‘GUNNM’.

‘Alita: ´Ángel de Combate’ es la película de acción cyberpunk del año
‘Alita: ´Ángel de Combate’ es la película de acción cyberpunk del año | Alita: Ángel de Combate

JORGE LOSER | @loserjorge | Madrid | 15/02/2019

Aunque la nueva película ‘Alita: Ángel de combate’ esté dirigida por Robert Rodríguez, no fue el Texano (hijo de emigrantes) sino un mexicano, el director Guillermo del Toro, quien enseñó a James Cameron el anime y manga ‘Battle Angel Alita’ en 1999, algo después del éxito de este con su ‘Titanic’.

Del Toro, quien tenía la intención de dirigirla "porque sintió que era una película suya, que su hija de ocho años necesitaba escuchar y experimentar" se la cedió a Cameron en cuanto empezó a hacer cine comercial en Hollywood.

De hecho, Cameron registró el nombre de dominio de Internet "battleangelalita.com" en junio de 2000.

Sin embargo, le llevó cinco años para preparar un guion a la altura, pero en esas fechas, Cameron ya había dirigido su atención a ‘Avatar’. El gran éxito de eso significó que Alita estaba pronto en segundo plano nuevamente.

 

Durante un almuerzo con Robert Rodríguez, donde Cameron admitió que las secuelas de Avatar lo tendrían ocupado en el futuro inmediato, el director de Texas se vendió como el hombre perfecto para el trabajo y pasó otros 5 años trabajando en Alita.

Ya en 2016 se puso a buscar el casting, y el resto es historia. Pero, ¿De dónde viene tanta pasión por un proyecto? El manga creado por Yukito Kishiro se publicó en 1990 y se publicó durante cinco años.

Originalmente titulado ‘Hyper Future Vision GUNNM’, la historia se centra en Gally (Alita), una cyborg encontrada por el doctor Daisuke Ido, quien la termina adoptando y criando como su hija.

La trama contaba cómo la cyborg iba en busca de sus orígenes a la ciudad flotante de Zalem, enfrentándose a diversos enemigos cibernéticos. Aunque siempre estuvo a la sombra de ‘Ghost In the Shell’—que también vimos adaptada el año pasado—, el manga creó una base de adeptos que permitieron su transformación en serie anime pero solo se llegaron a estrenar dos OVAs.

Aunque no tuvo una atención comercial importante, su legado ha ido creciendo como uno de los elementos definitorios de los 90. Cultura grunge, cine independiente, Tarantino vendiendo al mundo las bondades del cine oriental y los VHS de animación japonesa copando el mercado de vídeo europeo y americano, cuando se intercambiaban en tiendas de juegos de rol, comics y clubes de nerds.

Pero tuvieron que pasar varios años hasta que la versión en inglés de ‘Alita: Battle Angel’ se convirtiera en un clásico de culto. El OVA es una versión completa de los dos primeros volúmenes del manga, y nunca se hizo con la intención de ser cien por cien fiel.

Sin embargo, tenía la mayoría de elementos que hacían atractivo este tipo de productos en occidente.

Una animación para adultos, con un montón de sangre, una caracterización alucinante y una descripción de un universo distópico para la que los efectos especiales del cine de la época todavía no estaban preparados.

Fue una coproducción del estudio Animate, KSS y MADHOUSE, responsables de la producción de OVAs desde la década de 1990.

 

La historia sigue a Alita (Gally en esta versión), el cyborg amnésico rescatado por un cazarrecompensas de robots al que acompaña en sus cacerías mientras descubre más sobre sí misma y se enamora de un humano.

Es en parte, una especie de exploitation de ‘Blade Runner’ en parte cine de iniciación, en parte distopía de futuro del universo Terminator con un poso deprimente que se ha transmitido a la versión de acción real.

Lo más llamativo de considerar un producto como este hoy es que el áspero estilo de dibujo de los 90 se ha perdido.

‘Gunnm’ mantiene su poder a día de hoy gracias a los diseños de personajes con estilo, exageradamente estilizados, sus fondos pintados a mano, meticulosamente detallados y a las llamativa selección de color.

Otra cosa que lo diferencia de otros productos de su era más olvidados es su ritmo trepidante. Una consecución de escenas clave que no se demoran más de un minuto antes de pasar a la siguiente.

Quizá a día de hoy es demasiado presentar este mundo complejo en apenas una hora, pero lo cierto es que su argumento se sigue sin problemas, algo que otras obras de anime no eran capaces de mantener.

 

Pequeños trucos como breves tomas de callejones sucios o escritorios desordenados nos dan mucha información sobre el universo, sin perder mucho tiempo con diálogos expositivos.

Pero lo realmente importante, claro, es la acción. Lo que el trazo podía lograr no acaban de conseguirlo aún los efectos especiales, aunque, precisamente, es ‘Alita: Ángel de combate’ el ladrillo que queda entre la nueva revolución de efectos que prepara Cameron con sus nuevas entregas de ‘Avatar’ y el pasado de animación en dos dimensiones.

Un arte casi olvidado que, en una época, servía como verdadero blockbuster, antes de Vengadores y Superhéroes destrozando paredes con su superfuerza, para los que sabían que en la pantalla de cine solo se darían presupuestos para dramas y comedias románticas de actores muy caros.

El gran cine fantástico, de ciudades imaginarias, mujeres con armaduras y armas gigantescas, con tramas de ciencia ficción herederas de los grandes escritores de cyberpunk, se encontraba en catálogos de papel fotocopiado, en copias de videocasete gastadas por las grabaciones pirata y las estanterías de los freaks que ahora dudan si sus hijos todavía serán muy pequeños para llevarlos este fin de semana a ver la última superproducción de Hollywood.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.