¿POR QUÉ UNA PELÍCULA NO SE RUEDA JAMÁS?

¿POR QUÉ UNA PELÍCULA NO SE RUEDA JAMÁS?

Los errores garrafales de los guiones que llegan a Hollywood

Los grandes productores de Hollywood rara vez leen un guión de alguien anónimo, tienen gente para eso. A esta profesión se le llama lector de guión, y tienen en sus manos que una historia tal vez se convierta en película o quede para siempre en el olvido.

Rodaje de una película
Rodaje de una película | Getty Images

DAVID NAVARRO | @madnavarro | Madrid | 22/05/2017

Uno de estos lectores de guión se propuso sacar conclusiones sobre su trabajo, seleccionó los últimos proyectos que tuvo sobre su mesa y tomó nota de todos los errores que encontró, dando así con un patrón que respondió a la pregunta: ¿cuál es el principal error de los guiones presentados a las grandes productoras de Hollywood?

De los 300 guiones revisados por el Lector Anónimo sólo ocho fueron aceptados y acabaron en el montón de los que seguiría siendo evaluados, estos pasarían a la mesa del jefazo que será quien tomará la decisión sobre si la peli se rodará no.

Del resto, 89 se pusieron el montón de a considerar, porque probablemente eran buenas ideas con un tratamiento mejorable, o tenían algo interesante pero no lo suficiente bueno como para pasar la criba. Pero el montón de los rechazados era mayor, 203 guiones se trituraron.

[[LINK:EXTERNO|||http://i.imgur.com/T22gGBO.png|||
I've covered 300 spec scripts for 5 different companies and assembled my findings into a snazzy infographicI've covered 300 spec scripts for 5 different companies and assembled my findings into a snazzy infographic]]

Generalmente, en Hollywood es obligatorio pedir permiso a las productoras para enviarles un guión. El tema legal es importante. Un lector no puede leer una idea sin haber recibido la autorización formal del autor para leerla, y el reconocimiento de éste a acatar el veredicto final, entendiendo que si en los próximos años esa productora o cadena de televisión lanza una película o serie parecida es por mera coincidencia.

Los guiones rechazados suelen destruirse, salvo que expresamente el autor pida que el manuscrito le sea devuelto.

Las estadísticas del Lector Anónimo reflejan que en esta industria nada ha cambiado en cuanto a género: 270 guiones (de 300) son enviados por hombres, y 204 tienen un protagonista masculino. Las tramas 100% femeninas, con protagonista y antagonista femeninas son sólo 17, ¡de 300!

El mayor error de guion es...

Las reglas están para romperlas, pero el error más claro encontrado por el Lector Anónimo es que los guionistas no parecen ceñirse bien al género que están escribiendo y a la duración de los actos.

‘Pulp Fiction‘ hizo mucho daño… 69 guiones de estos 300 parecen dar vueltas narrativas sin un objetivo claro, y es sólo hacia la mitad del guion cuando se empieza a entender qué tipo de película es, pero ya es demasiado tarde, según el Lector Anónimo, un guion que empieza a tener interés demasiado tarde no es un guion para el montón bueno.

De entre todos estos guiones, 57 padecían tener escenas vacías, en las que no queda claro cual es el conflicto, y que no hacen avanzar ni evolucionar a los personajes. Un guion debe ser un viaje, en continuo movimiento, no necesariamente físico, pero la transformación de los personajes no debe cesar. Como dice el diálogo escrito por Arthur Penn para “La noche se mueve” (1975):

- Charles y yo vamos a ver una película de Rohmer, 'Mi noche con Maud'. ¿Quieres venir?

- Gracias, pero no. Una vez vi una película de Rohmer y era como estar mirando crecer la hierba.

Y el miedo de todo guionista: 53 guiones tienen como veredicto que sus 100 páginas (la medida estándart y aproximada que debe tener un guion de 90 minutos) bien se podrían haber contado en 20. Hay buenas ideas que no dan para ser un largometraje, se pongan como se pongan sus creadores.

También, 53 de estos guiones padecían el mal de la fórmula. Sus guionistas tomaron una película (o una serie de películas) de éxito, y han escrito encima otra trama con otros personajes, pero vacíos, dejando a la vista que el guión está escrito para imitar un taquillazo, una fórmula de éxito, pero sin alma.

Como guionista hay que ser muy consciente de cuántas casualidades puede admitir el espectador. 28 de estos guiones tenían demasiada buena o mala suerte en sus páginas, sus historias estaban empujadas por casualidades y coincidencias muy evidentes que hacían mover la trama de forma artificial.

Como espectadores más de una vez hemos visto película que parecen un montón de 'sketches' puestos juntos para contar una historia, donde la trama no fluye con naturalidad porque las costuras del guión están a la vista, el guionista tenía una batería de gags y ha intentado sacar adelante un largometraje con ellas. 28 guiones de los 300 analizados por el Lector Anónimo tenían este defecto.

Unos 28 guiones tenían un tono confuso, es decir, que los momentos de tensión son interrumpidos por comedia o viceversa, dando la impresión de que el guionista no tiene muy claro qué tipo de historia está contando, y perdiendo la empatía del espectador, porque no sabe si debe preocuparse por lo que le ocurra a los personajes o reírse con sus situaciones.

En menor medida, estas son las razones generales para rechazar un guion:

Los personajes no reaccionan como se esperaría (27).

Hay demasiada información irrelevante sobre el pasado de los personajes (21).

Las reglas sobre situaciones sobrenaturales no tienen coherencia y están explicados de forma superficial (21).

Un personaje no se diferencia de otro, opinan lo mismo y podrían ser la misma persona (19).

El conflicto está contado en conversaciones de los personajes cuando deberían ser mostrados (14).

Los diálogos están alargados con demasiada verborrea (12).

El guion está escrito con demasiado ego: el guionista habla sobre como mover la cámara, da sugerencias de banda sonora, actores recomendados y cómo rodar los créditos (10).

Bonus track: cuanto más colosal sea un guion, más desesperado parecerá el guionista por intentar componer una sinfonía trascendente. Menos es más. Entre esos 300 guiones uno hizo recorrer a sus personajes 8.914 kilómetros: desde Miami a Nasáu, al Caribe, a la Riviera Francesa, a Ginebra y finalmente a Zurich. ¿Realmente era necesario hacer viajar tanto a los personajes? Escribir es gratis...

Más noticias

Los mas vistos

Venus Gillette

Venus Gillette

¡¡¡Vuelven los planazos!!!

Disfruta con Venus de un verano increíble y no te pierdas ningún plan

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.